×
Wicho Durán
Wicho Durán
ver +

" Comentar Imprimir
10 Julio 2017 04:00:00
El osito con yeso
42 días fueron los que el doctor nos recomendó que trajéramos el yeso para que soldara bien el huesito de la pierna (tibia) de Emiliano, después de que otro niño le cayera sobre su piernita y le hiciera una pequeña fisura al estar jugando en un “brincolín” en la piñata de su primo Andrés hace varias semanas.

Y digo “nos” por que a final de cuentas la familia adquirió en ese momento una discapacidad temporal que nos ha hecho valorar la movilidad de Emiliano como nunca y quizá todavía un poco más cargado a la mamá quien a final de cuentas es quien más pasa ratos con él durante el día.

Llevarlo al baño es sin dunda una de las tareas menos complicadas, la más complicada es hacerle feliz el día a través de diversas actividades, llevarlo al parque, al cine, simplemente ir a dar la vuelta, lo que sea necesario para no tenerlo frente a la Televisión todo el día, pues créanme que verlo actuar y saberse los guiones completos de las caricaturas es un síntoma de que ha visto demasiada televisión.

El yeso se ha convertido en nuestra ventana a la imaginación, en el hemos dibujado historias, docenas de nombres de familiares y amigos lo adornan y claro que lo negro es gracias a las miles de barridas que le ha dado a toda la sala y cuartos al arrastrarse buscando naturalmente su independencia sin que nadie lo ayude para moverse de un lugar a otro.

Los primeros días como es de esperarse son los más complicados para adaptarse a las nuevas reglas del juego, pero como siempre lo he dicho con una buena actitud todo es fácil de sobre llevar, quizá este aprendizaje haga a Emiliano más “vivo” para que a la hora de subirse a otro “brincolín” este al “tiro” de que no le caiga un niño encima y en general a tomar las debidas precauciones ante cualquier situación de este tipo.

Creo en lo personal, mi mejor aprendizaje de todo esto es el ver a mi hijo tratar de adaptarse a su situación actual y hacer su vida en la medida de sus posibilidades lo más normal posible. Me llena de orgullo y satisfacción ver su carita traviesa bajando las escaleras con mucho cuidado y silenciosamente para sorprenderme con un Buuuu!!! Y decirme…te asuste papi?. Adoro su independencia para ir solo y sin ayuda al baño y afirmar que no necesita ayuda, pues como bien dice el…”Yo puedo solito”. Sinceramente desconozco si mi labor como padre y la de mi esposa como madre sea la mejor, pero en verdad estoy orgulloso de ver que hemos creado en el niño esa actitud de independencia y autosuficiencia.

Son cientos de familia a las que he conocido a lo largo de mi vida en el servicio público las que tienen algún familiar con alguna discapacidad permanente, quizá aquellas con alguna discapacidad de movilidad son las que más frecuentaba ver, sin embargo en estos últimos meses y gracias a varias iniciativas de la Lic. Carolina Viggiano, presidenta del DIF Coahuila en beneficio de las personas con discapacidad, he conocido un poco más sobre las personas con Autismo, Ciegos y Sordos.

Mis respetos para todas esas familias encabezadas por algún papá o mamá que nos ha tocado ver en el supermercado atendiendo a sus hijos y llevando como cualquier otro una vida ordinaria, es común que algunos vean o piensen solo en lo complicado que es atender diariamente a una persona con discapacidad, a mi me gusta ver o pensar mejor en una historia de éxito, donde las circunstancias de la vida esa familia está realmente bendecida por valorar diariamente lo grandioso que es tener o ser una persona con discapacidad.

Dios da solo a sus mejores guerreros las batallas más complicadas y difíciles de librar, en este caso y temporalmente le toco a Emiliano aprender lo valioso que es la movilidad y el gran amor que le tiene su familia.

Dedico esta columna por supuesto a mi querido hijo, a todos aquellos padres y madres que luchan a diario, les envío mi sincero reconocimiento y admiración total, pero sobretodo a todas las personas que se enfrentan con alguna discapacidad y que superan por mucho las expectativas y metas de muchos que no cuentan con ninguna y que nos demuestran una vez más que la única discapacidad que existe es la uno mismo se pone.
Te amamos Oso, recupérate pronto.

Hoy es el mejor día de tu vida, por favor aprovéchalo al máximo.

Nos vemos en las redes sociales Wicho Durán Twitter / Facebook / Instagram / Snapchat y mandame un whatsapp al 844 326 85 60
Imprimir
COMENTARIOS



top-add