0
×
1
Redacción
Redacción
ver +

" Comentar Imprimir
28 Julio 2015 04:00:30
El padrino mexicano
Como un caleidoscopio que va ampliando a la distancia, hace un par de meses el empresario Antonio del Valle, exdueño de Bital y con una nueva apuesta financiera con el banco BX+, estuvo en Madrid en una reunión con varios hombres de negocios a los que propuso crear una asociación multihispanolatinomexicana.

“Que estuviera encaminada a rentabilizar el maná potencial que tiene el conglomerado hispano como relevante metamercado. Me parece que tenemos que acercarnos más con España y España con México vivimos un momento especial, hay una oportunidad dorada que debería aprovecharse uniendo a los grupos empresariales entre ambos lados del Atlántico a fin de integrarnos más”, afirmó.

Del Valle, de padre asturiano, se animó en 2013 -junto con un grupo de socios- a comprar el 6% del Banco Popular negocio por el que pagó 450
millones de euros.

En ese mismo año, Moisés El-Mann, que ha hecho su fortuna con el ladrillo, sufragó 300 millones de euros en España por una red de 300 oficinas del Banco Sabadell. También en el ámbito de lo financiero, Gustavo Tomé, dueño de Solartec y de Davinci Capital, compró el 11.5% de
Liberbank.

Incluso el dinero azteca figura en otro tipo de infraestructuras más allá de lo financiero. ADO, que dirige José Antonio Pérez Antón, decidió cruzar “el charco” tras comprar por 600 millones de euros la empresa Avanza (primordial operador de autobuses urbanos, y el segundo en estaciones de
transporte interurbano).

A COLACIÓN

Las inversiones mexicanas fluyen en diversos sectores en tierras ibéricas. Salvar al dibujo animado Pocoyó fue el cometido del empresario Miguel Valladares que no dudo ni tantito en llegar a un acuerdo con Zinkia para adquirir por 2.9 millones de euros parte de su deuda a cambio del 11.2% de las acciones de la productora.

El que buscó una alianza fue Roberto Servitje, presidente de Altex, la hizo con Grupo Farga matriz de los bombones Farga y de los helados Farggi; la asociación es para distribuir la marca tanto en México como en Estados Unidos.

Por su parte, Alberto Bailléres, que ostenta la segunda riqueza más acaudalada de México, ha decidido extender a España su afición por los hierros y ganaderías taurinas.

Bailléres le compró a Fernando Domecq la ganadería Zalduendo (el hierro y el ganado) se desconoce la cuantía de la operación pero lo que sí se difundió son los 11 millones de euros que le pagó al torero El Litri por su finca Guateles para trasladar hasta allí el ganado de
Zalduendo.

Además persisten rumores en España en torno a que el dueño del Grupo Bal y quien dirige además la carrera del torero Morante de la Puebla podría pisar fuertemente en el mundo del toro español. Hace un par de meses se difundió la especie de que Bailléres estaba interesado en comprar la Plaza de Toros de Valladolid.

Lo que se ha concretado es una participación de Roberto Alcántara, exdueño de Bancrecer, por 100 millones de euros en Grupo Prisa, convirtiéndose con ello en el inversor individual más relevante del conglomerado de la prensa y comunicación.

Hay otras personas con un patrimonio más estrecho que están emprendiendo en el sector de la hostelería más exclusivamente en hoteles boutique por la zona de Asturias es el caso de Tomás Álvarez Aja, con Grupo Nature.

En general persisten amplias necesidades de capitalización en prácticamente todos los sectores de la economía española, no hay uno que se salve, de hecho hace tres años se intentó formar un fondo con dinero de varios hombres de negocios como Olegario Vázquez Raña.

Ese fondo iría a dotar de liquidez a una parte importante del sector de la moda española que opera con números rojos. La única que se salva es Zara del poderoso grupo Inditex de Amancio Ortega. No obstante, la idea
fraguó, momentáneamente.

España, escriben los medios de comunicación, está de ganga se ha convertido en una tierra de oportunidades abaratadas a golpe de una crisis de ocho años que ni un coloso aguanta.

Para salvar esta fiesta en la que ya se comió, se bebió y disfrutó toca ahora encontrar un padrino mexicano dispuesto a poner su lana para el bolo y la colación.

Desde estas líneas no podemos más que augurar que seguiremos atestiguando que “el oro azteca” seguirá salvando a la economía española apuntalándola desde su sector empresarial.


@claudialunapale
Imprimir
COMENTARIOS


9

1 2
  • 3 4
  • 0
6 7
8 9 0 1 2 90 91 92 93 94 95