×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
25 Septiembre 2015 04:06:02
El papa Francisco con los gringos
Ayer el Sumo Pontífice ofreció un histórico discurso ante el Congreso de EU; llamó a luchar por el bien común, condenó el extremismo religioso y la venta de armas.

Seguí el mensaje que dio el papa Francisco ante los representantes del senado y parlamentarios de los Estados Unidos, mientras por razones de trabajo me dirigía al norte del estado, gracias a la cobertura de las redes sociales y los diferentes portales de información, ya que esta visita al Capitolio es la primera que hace un Papa, de ahí la importancia.

En esta gira de trabajo que se ha catalogado como histórica, tanto a Cuba, como a los Estados Unidos, por el momento que pasa la isla, por un lado y el llegar a un país donde la sociedad no es tan católica como aquí en México, el papa Francisco, está imponiendo su sello y eso, para mi gusto, está perfecto.

Jorge Mario Bergoglio, nombre del Sumo Pontífice, desde que llegó, hace unos 3 años al Vaticano, ha impuesto su sello, le ha dado un giro moderno a la Iglesia, a pesar de la oposición de varios sectores, aquellos que están en contra de todo y a favor de nada, esos que existen en cualquier sociedad.

Pero vamos a lo importante, el papa Francisco dirigió este jueves un discurso en el Congreso de Estados Unidos donde abordó temas como la inmigración, la pena de muerte, el extremismo religioso y la venta de armas.

Sus primeras palabras fueron de agradecimiento por la invitación para que se dirigiera a la sesión conjunta del Congreso estadunidense en la “tierra de los libres y valerosos”.

“Me gustaría pensar que la razón de esta invitación es que de alguna manera yo también soy hijo de este gran continente del que todos hemos recibido tanto y para el que tenemos una responsabilidad común”, dijo el Papa.

Ante los legisladores y los invitados, el papa Francisco señaló que cualquier país tiene una misión y una responsabilidad social y que los miembros del Congreso de Estados Unidos están llamados a defender y preservar la dignidad de todos los ciudadanos, en busca del bien común.

Dirigiéndose a los presentes, el Pontífice les dijo que a través de ellos se dirigiría al pueblo de Estados Unidos.

El papa, el cual trabajó mucho en su mensaje que dirigió, utilizó como referencia a cuatro personalidades de la historia estadunidense, el expresidente Abraham Lincoln, el Premio Nobel de la paz Martin Luther King, la fundadora del Movimiento de Trabajadores Católicos, Dorothy Day, y el monje cisterciense Thomas Merton.

Jorge Mario Bergoglio aludió a la violencia, uno de los temas centrales de su discurso, y refiriéndose al presidente Lincoln y a su ejemplo, hizo un llamado a luchar por el bien común, con espíritu de solidaridad, pero enfatizó: que no hay ninguna religión que se vea inmune a los fanatismos o al extremismo.

Y dirigiéndose a todos los presentes y aquí es donde deja su sello que lo distingue, dijo: “Les hablo como el hijo de inmigrantes, sabiendo que muchos de ustedes son también descendientes de inmigrantes”…

Aludió a la crisis de refugiados que vive Europa actualmente y dijo que una crisis así tiene una magnitud que no se ha visto desde la Segunda Guerra Mundial.

Y por ultimo, se refirió al continente americano, señaló que muchas personas se han desplazado hacia el norte, en busca de mejores oportunidades y pidió no amedrentarse ante esto, sino acercarse a dichas personas, ver sus ojos, escuchar sus historias y responder de la mejor manera a su situación; un llamado a todos aquellos que juzgan mal a los indocumentados, por eso me cae bien el papa Francisco.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2