×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
07 Febrero 2017 03:50:00
El plan es la alternancia
Guillermo, vuelvo a preguntarle: ¿es usted el plan B de Rubén Moreira, según se propala incluso en el mismo PRI? ¿Se ha visto con el Gobernador? ¿Han platicado del tema? –Ellos esparcen el rumor para confundir. El único plan es la alternancia. Vamos a ganar, el cambio ya nadie lo detiene. Son muchos años de abusos y corrupción –la deuda la denuncié antes que nadie–, el estado ya no aguanta más. El que la hizo, la va a pagar. Echaremos a los Moreira con votos, habrá justicia y Coahuila volverá a creer en sus autoridades –responde Guillermo Anaya en una charla previa a su postulación como precandidato a gobernador.

Anaya emergió políticamente en 1996, en medio de un movimiento cívico que provocó la renuncia del alcalde de Torreón Mariano López. El PAN ganó ese año nueve municipios, entre ellos los más industrializados (Saltillo, Torreón, Monclova, Ramos Ariz-pe y Frontera) y casi la mitad del Congreso. Anaya derrotó a Alfonso Martínez y obtuvo una curul. Fue la peor elección intermedia para el PRI bajo el gobierno de Rogelio Montemayor. En el mismo proceso, Torreón vivió su primera alternancia, con Jorge Zermeño, y Saltillo la segunda, con Manuel López Villarreal (su hermano, Isidro, actual alcalde capitalino, contendió por la candidatura al Gobierno).

Anaya y Javier Guerrero (expriista y candidato independiente) son los aspirantes a suceder a Rubén Moreira que más elecciones han ganado. Guerrero fue alcalde de San Pedro y cuatro veces diputado federal (actualmente es plurinominal). Anaya, además de diputado local, derrotó a Laura Reyes, Carlos Román Cepeda y Jesús María Ramón para convertirse en alcalde de Torreón, diputado federal y senador, respectivamente. En la anterior legislatura ocupó un escaño de representación proporcional.

Como sucedió en el PRI con Miguel Riquelme, la candidatura de Anaya tampoco satisfizo por entero; ni al PAN ni a la sociedad. Saltillo pugnó siempre por uno de los suyos: Isidro López, Jericó Abramo, Hilda Flores, Enrique Martínez hijo o José María Fraustro. Riquelme y Anaya tienen ese handicap.

El 18 de enero, la Comisión Permanente Nacional del PAN revalidó por unanimidad la postulación de Anaya. Los resultados de las valoraciones (entrevistas con líderes, grupos de enfoque, análisis de redes sociales y sondeo a la militancia) “muestran de manera contundente que, en estos momentos, Guillermo Anaya Llamas es el aspirante más competitivo para ganar la elección de gobernador de Coahuila, estado que tiene la oportunidad histórica de lograr un cambio después de los desastrosos gobiernos de los priistas Humberto y Rubén Moreira”.

Los senadores que el año pasado lograron la primera alternancia en Aguascalientes, Durango y Tamaulipas, animaron a Luis Fernando Salazar a participar en las elecciones del 4 de junio para ser gobernador y liquidar el moreirato. Por su parte, Anaya confirmó que tras un primer intento fallido, como el suyo en 2011, es posible ganar la próxima elección. Martín Orozco, José Rosas Aispuro y Javier Corral lo hicieron en Aguascalientes, Durango y Chihuahua, y Miguel Ángel Yunes en Veracruz.

Anaya, sin cargo público en la actualidad, tiene dos campañas estatales, una para senador (2006) y la segunda para gobernador (2011). Los seis últimos años los dedicó a recorrer el estado. El 24 de enero registró su precandidatura en el comité estatal del PAN. También lo hizo Roberto López García, sólo para cubrir las apariencias y permitir que Anaya realice actividades previas a su postulación. Igual que en el PRI.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add