×
Autor Invitado
Autor Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
06 Septiembre 2018 03:00:00
El poder del dinero
Por: Jesús Carlos Mena

Si usted es negociante o si tiene un pequeño comercio, de seguro se ha preguntado: ¿Cuál es nuestro futuro? La globalización pareciera un fenómeno económico muy distante de nuestra realidad. Sin embargo, nada más lejos de eso porque los tratados comerciales internacionales atraen la instalación de compañías extranjeras para invertir en México, donde el apremio por generar empleos impulsa a los gobiernos estatales y municipales a otorgar incentivos a los que emprendedores locales difícilmente pueden acceder.

Un pequeño comercio no sólo debe enfrentar el desigual trato que los gobiernos estatales y municipales otorgan a los grandes negocios que llegan a instalarse, sino cumplir con todos los requisitos de apertura y el constante acecho de los inspectores.

Con el más reciente acuerdo comercial que está por firmarse con Estados Unidos, tiendas, hoteles, restaurantes de comida rápida y prestadores de servicios diversos procedentes de la Unión Americana, es un hecho que llegarán a Saltillo. Todos vendrán por un mercado que está hambriento y sediento de nuevos conceptos y mientras la curiosidad dure, 5 o 10 pequeños negocios locales cerrarán sus puertas por cada nueva tienda abierta en la ciudad. Esto significa que 5 o 10 familias perderán una fuente de ingreso, el dinero invertido en el negocio se malogrará y quizá alguno de los integrantes de esa familia trabajará para esa empresa que hizo quebrar la suya.

¿Cómo enfrentar a una empresa que trae todos los recursos y el apoyo de los gobiernos estatales y municipales para abrir la tienda, la franquicia o la industria, mientras las de casa se ven limitadas desde su nacimiento por toda la papelería que les piden en los diferentes niveles de Gobierno, las mercancías encarecidas, las rentas elevadas, la carencia de confianza y los proveedores que elevan de manera constante los precios de los insumos.

Marcas foráneas como Walmart, Home Depot, Waldos, Lowe’s, Smoke House, Carl’s Jr., Burger King, McDonalds, Marriott, Holiday Inn, Starbucks y otras llaman la atención de los consumidores porque muchos consideran que les proporcionan estatus, mientras que La Michoacana, El Primo, Tacos, Tacos, El Huacal, Los Pioneros, Las Brazas, La Canasta y Deli Baguette, entre otros negocios con excelentes productos y gran posicionamiento en el mercado local, enfrentan una dificultad: crecer en el corto plazo para ampliar su presencia en otras plazas, ya que el dinero para abrir una sucursal es muy costoso en un banco y los incentivos fiscales que el Gobierno local otorga, en 9 de cada 10 ocasiones se los niegan.

Lo anterior significa que en el corto y mediano plazo, Saltillo y México en general verán la presencia de más negocios procedentes de Estados Unidos que sólo darán empleos con salarios de mil 200, mil 500 y hasta 2 mil pesos por semana y acabarán con cinco negocios de barrio por cada negocio extranjero abierto, y esto aplica también para las tiendas de conveniencia, de acuerdo con datos de la Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec). La coexistencia con las tiendas de conveniencia representa incluso para los pequeños comercios una disminución en sus ganancias de hasta 25%, según la Anpec.

En 2018, el sector comercio espera inversiones nacionales y extranjeras por más de mil 900 millones de dólares y empresas como Walmex (Walmart de México), Liverpool, Sanborns y Costco, entre otras, serán las que abrirán más unidades en el país, según Aregional.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2