×
Francisco Tobías
Francisco Tobías
ver +

" Comentar Imprimir
21 Agosto 2018 04:00:00
El poeta del Romanticismo en México
Manuel Acuña nació en la gloriosa ciudad de Saltillo el 25 de agosto de 1849, sus padres se llamaban Francisco Acuña y Refugia Narro. Cuentan los historiadores que recibió de sus padres las primeras letras y el gusto por la lectura, pero fue hasta 1868 cuando inició su breve carrera literaria. Entre sus primeros escritos, destacó una elegía a la muerte de su compañero y amigo Eduardo Alzúa. Una mezcla de romanticismo, sensibilidad, soledad, hábito por la lectura y sus estudios por la medicina configurarían la obra y sensibilidad del poeta.

Aunque la carrera literaria de Manuel fue breve, fue fructífera. Fue uno de los fundadores de la Sociedad Literaria Nezahualcóyotl. Manuel Acuña también fue colaborador de revistas y periódicos como El Renacimiento, El Libre Pensador, El Federalista, El Búcaro, entre otros.

En palabras del poeta y escritor Alí Chumacero (respetado poeta mexicano), se refiere a Manuel Acuña de la siguiente manera:

“Manuel Acuña fue un hombre acerbo en la charla, agudo hasta encontrar aquello que mueve a risa y cuya presencia en los grupos de escritores y amigos ponía movimiento y daba sabor al tema discutido. Si en la plática había acción y movimiento, en cambio a solas reinaba la fatiga y la desolación. Susceptible al amor, propicio a la imaginación, decepcionado ante un mundo que no estaba hecho para él, su poesía proyecta, con más precisión que un diario íntimo, esa conciencia del inútil transcurrir. Sobre un fondo oscuro de pronto resaltan ágiles versos que, más que belleza, encarnan la conciencia dolida de la nada. Como un buen romántico, su obra poética ceñida con igual rigor a su existencia, habría de ser un gesto acorde con ella en que el drama de su vida quedará sostenido en la historia misma”.

De la obra de Acuña, se tienen contabilizadas 96 obras: 80 poemas amorosos y de situaciones personales, una obra de teatro, tres artículos y 12 cartas.

A Rosario de la Peña le dedicó la mayor parte de sus últimos poemas y ella aparecerá, como la causa del suicidio del poeta, a los 24 años, el 6 de diciembre de 1873. El tema dominante en los poemas amorosos de Manuel Acuña, a los que se debe la mayor parte de su fama, es el rompimiento, nunca la exaltación del placer o la delicia, ni el simple elogio de la mujer amada.

Desgraciadamente Nocturno a Rosario fue el poema que le dio a muchas luces una fama negativa y almidonada al poeta saltillense, sin conocer a fondo las demás obras que prometían ser tan trascendentes como lo fue el poema a Rosario.

Debemos de presumir personajes que han cambiado la historia, personas que han trascendido en distintos ámbitos, y saber que de Saltillo, que de Coahuila, han nacido grandes hombres que le han aportado a la historia nacional y local grandes espacios en los libros de México. Con la muerte de Manuel Acuña, emblemáticamente se dio la muerte del último gran poeta del romanticismo en México, ya que el siglo 19 fue ante todo un siglo de poetas, de poemas.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2