×
Francisco Tobías
Francisco Tobías
ver +

" Comentar Imprimir
08 Agosto 2017 04:00:00
El PRI con rumbo hacia el 2018
Actualmente tenemos una oportunidad histórica para reformularnos, para cambiar lo que haya que cambiar y para fortalecer nuestra ideología frente a la sociedad. El PRI ha ganado y seguirá ganando gracias a nuestra ideología y al conjunto de hechos que se valida con el trabajo de nuestros representantes y de nuestros sectores.

Para seguir creciendo en las contiendas electorales y en nuestra actividad diaria, necesitamos cinco características primordiales:

Primero. Una nula improvisación. La preparación académica y la trayectoria de nuestros militantes desde distintas trincheras permiten reflexionar y actuar con conocimiento del medio, además que se brindan opciones desde el PRI hacia la sociedad con un grado de aceptabilidad.

Segundo. Sentido de direccionalidad política. Un buen militante con la experiencia de la labor del partido político es y será un excelente administrador público y un excelente representante, quizá con una mayor sensibilidad social. La movilidad política, fortalece el discurso social que nos caracteriza, lo que nos lleva a un proyecto de sociedad más inclusivo y justo, rebasando la mera sensibilidad para convertirse en un proyecto político con la visión de sumar las demandas de la mayoría de la gente y sustentando en este eje el propósito del deber ser de nuestro partido.

Tercero. Un político sin resultados no es útil a la sociedad. Los militantes priistas han sabido superar la visión reduccionista y localista. Un priista debe de estar comprometido a dar lo mejor de sus capacidades intelectuales y de sus habilidades políticas para proponer y crear acciones que contribuyan a mejorar el estado, que sólo garantiza logros en las condiciones y la calidad de vida de la población.

Cuarto. La política es la circunstancia. A nuestros candidatos se le pueden endilgar al calor del debate público los defectos y calificativos que los oponentes consideren, pero criticar su trayectoria y desempeño a partir de ataques pueriles y sucios es el argumento más débil de adversarios que no tuvieron armas para el debate. La oportunidad y el momento político son una circunstancia para una figura política que por sí solas NO VALEN si no se acompañan de trabajo y resultados de visión y de tesón; sino sólo serán presencias vanas que no rinden frutos, por falta de vocación y compromiso social.

Quinto. Nunca encontraremos políticos fuera del PRI que puedan llegar a los rincones más lejanos de una entidad, además que siempre perciben y ofrecen soluciones concretas y tangibles con conocimiento de causa, pudiendo establecer compromisos para ser cumplidos una vez que el voto nos favorezca.

El PRI es responsabilidad de todos, es símbolo de confianza y crecimiento; es el intermediario entre la ciudadanía y el poder. En su próxima asamblea nacional a celebrarse en los próximos días, el PRI demostrará su fortaleza y el saberse y el actuar como partido de avanzada.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2