×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
09 Mayo 2019 04:00:00
El PRI pone los acentos a la reforma educativa
Con los votos del PAN anunciados desde el principio en contra, la Cámara de Diputados avanzaba anoche hacia la aprobación de la reforma de los artículos Tercero, 31 y 73 constitucionales en materia educativa. Aprobación en lo general que la mayoría consiguió a las nueve y 18 de la noche, con 396 votos en pro, 68 en contra y una abstención.

De principio a fin, el panismo injuriaba al magisterio y se oponía arguyendo que es una falsedad, una mentira a los maestros, que es la reforma de 2013 reciclada con sinónimos, con otras palabras, que es una reforma que no considerará los méritos ni el esfuerzo de los profesores sino las palancas, que… Por esta vía siempre caminaba el PAN, con su discurso en contra por antonomasia.

Morena, PRI, PVEM, MC, PES y lo que queda del PRD se posicionaron en favor desde los tiempos de la aprobación del dictamen en el seno de las Comisiones Unidas de Educación y Puntos Constitucionales. Y así continuaron durante un sesionar que había comenzado a las cinco y cuarenta y dos de la tarde.

Dijo a las nueve y dos de la noche Antonio Ortega Martínez, diputado federal del PRD: “El PAN no ha leído bien la reforma; cuando lo haga, verán que es una buena reforma”.

En los inicios del debate, a las seis y minutos de la tarde, el PAN en voz del diputado Felipe Macías sintetizó así lo que, durante la noche, iban a estar diciendo múltiples oradores panistas: “Hoy nos han querido engañar diciendo Morena y el presidente de la República que si estamos aquí, legislando aprisa, a las carreras, con urgencia, que es por el bien de los maestros, que es por el bien de los niños.

“Pero eso no es más que una simulación. Queremos dejar muy claro a la sociedad, a los medios de comunicación que la única urgencia que hoy tiene el presidente de la República y Morena por aprobar esta reforma es darle de regalo de 15 de mayo a Elba Esther Gordillo su reforma educativa”.

“La única urgencia que tiene el presidente de la República de aprobar esta reforma es empoderar a la CNTE y a estos grupos sindicales. Nada tiene que ver con ayudar a las maestras, a los maestros y a los niños. Hoy queda blindada la complicidad y la alianza del presidente de la República con Elba Esther Gordillo y un grupo de líderes sindicales”.

Y apostillaba el panista: “Hoy vivimos un proceso atípico, atropellado, con vicios de procedimiento. Hoy un dictamen que cambiaba el 80 por ciento de la minuta original y que estamos hablando de una minuta constitucional, apenas se procesó en unas cuantas horas. No podemos estar trabajando con ese grado de irresponsabilidad”.

Varios turnos de oradores después, dijo Gerardo Fernández Noroña, del PT: “No le voy a regatear al compañero presidente López Obrador el apoyo que necesita para impulsar los cambios que el país requiere. Pero esta reforma es insuficiente. Debe ser (esta reforma) el primer paso.

Él mismo se preguntó: ¿En qué no comparto lo que hoy se ha presentado? Y se auto respondió: No comparto lo concedido al PRI. Si se revisa el texto, parecen cosas sin mayor problema. Sin dificultad, pero en realidad, retoma parte de la reforma de Enrique Peña Nieto, que tuvo que ver con los negocios que hizo con la educación pública.

“Eso no se debe aceptar. Plantean que los planteles sean idóneos… Claro. Y al meter el concepto de idóneo, ¿Quién lo va a definir? Se abre a los privados, las privatizaciones de las obras, en las escuelas”.

“Temen que se incluya la matemática, y la lectura y la escritura. Parece un buen concepto, pero se abre la puerta a la Prueba Pisa, que tiene que ver con la subordinación a los proyectos educativos del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial”.

“en los transitorios se incluye un nuevo concepto de escuelas normales. Es una visión que no compartimos”.

“Y plantean la retórica del Estado cuando este concepto reduce la participación del magisterio”.

“Entiendo que se hace política con lo que se tiene, pero me parecen que concesiones al PRI son equivocadas”.

Pero tampoco votaría en contra, decía Fernández Noroña: “No puedo votar en contra de la reforma, porque no le voy a hacer el trabajo a la derecha, promotora de posiciones golpistas, como las que promueven Felipe Calderón y Vicente Fox, ese par de desvergonzados que piden protección al presidente de la República al mismo tiempo que atizan su renuncia”.

El PRI en voz de Ana Lilia Herrera dijo: “En el PRI optamos por el camino más complejo, pero sin duda, el más efectivo, el de la construcción de acuerdos que imponen la responsabilidad y la legalidad”.

“Siendo la tercera fuerza en esta Cámara, habría sido fácil, cómodo, definir como estrategia política la obstrucción, o quizá apostar por la mezquindad, haciéndonos a un lado para ver pasar una iniciativa presidencial plagada de ocurrencias, como subordinar la educación al derecho al bienestar, o eliminar de tajo la educación inicial, la autonomía universitaria o los procesos de evaluación para las maestras y los maestros”.

Y así pasaban las horas y los oradores. Casi a las nueve y veinte quedaba aprobada en lo general, y se internaban en las votaciones reservadas. Preveían ir más allá de la medianoche. El Senado, entre tanto, calculaba si esperaba recibir la minuta en la madrugada o si, de plano, se iba y trabajaba durante el día, este jueves. Veremos.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2