×
Francisco Tobías
Francisco Tobías
ver +

" Comentar Imprimir
27 Septiembre 2017 04:00:00
El pueblo que parecía oculto
Un pueblo paciente, pobre, solidario, tenaz, realmente democrático y sabio sentenció Octavio Paz en un artículo publicado para el diario EL PAÍS después del terremoto ocurrido el 19 de septiembre de 1985, si lo analizamos, pareciera ser una fecha lejana, pero justo cuando se conmemoraba el 30 aniversario del sismo que mató a más de 10.000 personas en 1985, la propia madre tierra nos hacía recordar una cifra fatídica: 8,1 escala Richter, el número que llenaba de sentido la palabra que empleaban los mexicanos para denominar terremoto.

Con miedo en las tripas, pero con la frente en alto, hoy, terremoto para nuestro país es sinónimo de solidaridad, de esperanza, de empatía, de fuerza, de voluntad… personas fallecidas, edificios derrumbados, incendios aislados y alrededor de dos millones de personas sin electricidad fueron las primeras consecuencias del terremoto de magnitud 7,1 que azotó la zona central de la Ciudad de México el pasado martes 19 de septiembre. Estado de México, Guerrero, Morelos, Oaxaca y Puebla fueron Estados del país que también se vieron afectados.

Este terremoto ocurrió el mismo día en que se celebraban 32 años del sismo más mortífero en la historia del país. Pese a todos los adjetivos descalificativos que puedan circular sobre el estereotipo del mexicano; a pesar de las sentencias de algunos periodistas sobre la calidad de los gobiernos de nuestro país, aunque digan que los Partidos Políticos solo buscan el poder por el poder. A pesar de todos los argumentos desmoralizadores y que amilanan el valor de nuestro pueblo, aun así, nuestro país saco la casta ante la tragedia. Cada uno de nosotros nos dimos cuenta que nuestra patria tiene un soldado en cada rincón. Nos percatamos que México es solidario. La Solidaridad es uno de los valores humanos más importantes y esenciales de cada uno de nosotros, la solidaridad es lo que hace una persona cuando otro necesita de su ayuda, aprendimos que la solidaridad es la colaboración que alguien puede brindar para se pueda terminar una tarea en especial, entendimos que el pueblo mexicano de forma innata es solidario, que de manera natural tenemos ese sentimiento que da ganas de ayudar a los demás sin intención de recibir algo a cambio.

Hoy México sigue buscando entre los escombros a supervivientes del potente terremoto. El sismo ha registrado al menos 325 muertos, miles de heridos. Es sorprendente ver como los mexicanos, como nuestro México se ha volcado en tareas de ayuda después del terremoto. Los mexicanos sabemos que la solidaridad es tan importante que representa la base de muchos valores, que de la solidaridad devienen valores como la amistad, el compañerismo, la lealtad y el honor; gracias a la solidaridad México se siente unido, hemos creado un laso sentimental hacía todas las personas a las cuales se les ha brindado apoyo. Desde este pequeño espacio admiro y aprecio también la solidaridad de países como España, Israel, Colombia, Chile y Japón quienes han contribuido de manera sorprendente en las tareas de rescate. México como ninguno, en medio de la consternación, se reaviva la esperanza.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2