×
Carlos Oswaldo Orta
Carlos Oswaldo Orta
ver +

" Comentar Imprimir
22 Febrero 2018 04:00:00
El regreso del Rey
Cuando las Ligas Mayores pusieron a la venta los boletos para la primera serie de temporada regular en territorio mexicano en 20 años, ni siquiera ellos pensaron en el impacto que tendría.

Cierto, si una organización tan poderosa como MLB decidió regresar a México con juegos de temporada regular fue porque sabían del potencial de jugar ante aficionados mexicanos, pero al parecer se quedaron cortos al considerar que la demanda sería menor.

Los casi 7 mil abonados de Sultanes que buscaban boletos a partir del 14 de febrero, vieron recortadas sus posibilidades desde el primer día en el que pocos pudieron acceder a ellos, muchos incluso se quedaron sin sus lugares al ser dos y no cuatro días los que se les dieron para comprar entradas.

La venta para tarjetahabientes fue eliminada unos cuantos días antes, probablemente al ver el interés general por acudir a estos juegos.

El 16 de febrero, la venta general se abrió en un portal de venta en línea y en dos horas ya no había ningún boleto disponible.

Tal vez el hecho de que se obligaba a los compradores a adquirir los tres juegos de la serie recortó las posibilidades de muchos para alcanzar un boleto, pero lo cierto es que de nuevo se comprobó que el beisbol está en el gusto de los mexicanos.

El enojo que provocó en muchos no alcanzar boleto debe ser una señal de que este tipo de eventos están en el gusto de más personas que lo que se pensaba y pronto podría crecer su incidencia en México.

Las series del Caribe que se han organizado en los últimos años en el país han tenido récords de asistencia y venta, mismo caso que la etapa del Clásico Mundial de Beisbol que se jugó el año pasado en Guadalajara.

El crecimiento de la pelota caliente se ha dado a pesar de que la mayor parte de la atención está enfocada en el futbol soccer y existen pocas oportunidades de difusión en plataformas tradicionales como la televisión abierta.

Por ahora la MLB seguirá viendo hacia el norte del país, ya se habla de que habrá series en futuros años en Hermosillo y Culiacán y posiblemente después pueda enfocarse en Guadalajara y la Ciudad de México cuando tenga su nuevo estadio.

A esto se suma que los juegos de la NFL en la Ciudad de México han demostrado que ese deporte también tiene un empuje fuerte en el país, con dos llenos totales en el estadio Azteca y contrato para jugar hasta el 2021.

EN TRES Y DOS

Por ahora las marcas y patrocinadores están atentos y volteando a ver a un deporte que siempre ha tenido afición fiel en México, pero que por lo general ha sido ignorado debido a que su impacto se consi-deraba regional y no importante en mercados grandes.

Uno de los grandes ganadores con este tipo de eventos será la misma Liga Mexicana de Beisbol que podrá aprovechar este impulso para dar un giro a una Liga que busca ser rentable y que justo ahora experimenta con torneos más cortos, en busca de público más joven.

Lo cierto es que el Rey está de regreso y si esta primera serie resulta exitosa, pronto podríamos ver de nuevo a México como lo que siempre ha sido, con algunos altibajos, una potencia que debe competir en el mejor nivel en el beisbol.

Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2