×
Carlos Oswaldo Orta
Carlos Oswaldo Orta
ver +

" Comentar Imprimir
09 Mayo 2018 04:00:00
El regreso del Rey
Luego de que el norte del país albergó por primera vez en más de 20 años una serie de Ligas Mayores en temporada regular, el beisbol luce más vivo que nunca en México.

Fuera de los miles de asistentes que llenaron el impresionante estadio de Béisbol Monterrey durante los tres días, dejando claro que el Rey de los Deportes está atravesando un segundo aire y que poco a poco se mete en el gusto de niños y niñas.

En los hoteles cercanos al estadio, en el Metro, en los restaurantes antes y después de los juegos, cientos de aficionados llevaban orgullosos los colores de los Dodgers, la gorra de los Padres o cualquier cosa que los acercara a los protagonistas.

Familias enteras de Sinaloa, Sonora y Baja California hicieron el viaje y se quedaron los tres días a presenciar toda la maquinaria que envuelve un juego del mejor beisbol del mundo.

Otros decidieron tomar un viaje mucho más largo, desde Chiapas o Tabasco con tal de no perderse un momento de la acción.

La experiencia

Las ligas Mayores y su contraparte mexicana estaban conscientes del éxito, de eso nunca hubo duda, pero también de que de la organización de esta serie dependería si se consideraba a México como un mercado a largo plazo, para tener más series o incluso para considerar una expansión.

Quitando algunos problemas en la entrada durante el primer juego, la mayoría de los obstáculos fueron superados y los comentarios de peloteros y directivos de la MLB fueron positivos, dejando ver un posible regreso la Sultana del Norte, luego de que se asegurara que este tipo de series volverían durante dos años más.

Mexicanos a la altura

Con la ausencia por lesión de Julio César Urías y la salida este año de Adrián González, los únicos dos mexicanos que representaban a los equipos de Los Ángeles y San Diego fueron Álex Verdugo (de padres mexicanos) y Christian Villanueva, oriundo de Guadalajara y que en pocos meses en el show grande ha logrado colocarse como uno de los favoritos de los Padres.

Tanto Verdugo como Villanueva mostraron el orgullo por ser mexicanos usando los colores de la bandera en sus pies, así como conviviendo con aficionados antes del juego.

Villanueva incluso se tomó más de media hora para estar con los fans y firmarles recuerdos al por mayor y utilizó canciones de mariachi para presentarse a la hora de batear.

Tan sólo esas pequeñas acciones pueden ser suficientes para acercar a un niño al juego de pelota o convertirlo en fan de los Padres desde temprana edad.

La esperanza para que el beisbol vuelva a sus viejas glorias se reaviva y ahora corresponde a los directivos de la Liga Mexicana de Beisbol evitar que este ánimo decaiga.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2