×
Silvia Guadalupe Garza Galván
Silvia Guadalupe Garza Galván
ver +
Diputada Federal, Silvia Guadalupe Garza Galván
Partido Acción Nacional
Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Es miembro honorario del Colegio de Biólogos de México. A nivel local ha ejercido diversos cargos, entre ellos el de Directora de Ecología, Parques y Jardines y Fomento Agropecuario del Municipio de Monclova, Coahuila (1997-1999), su ciudad natal. Asimismo, fue Delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (2008-2011) en Coahuila, en donde sus principales acciones se concentraron en controlar la tala forestal clandestina en las sierras de Coahuila; conservar las Áreas Naturales Protegidas así como la fauna endémica y exótica; inspeccionar y sancionar a las industrias; verificar los residuos peligrosos y especiales y hacer un inventario de los pasivos ambientales del Estado. Inició su trayectoria legislativa en el H. Congreso de Coahuila de Zaragoza, fungiendo como Diputada en la LVII Legislatura (2006–2009), en cuya oportunidad participó en las Comisiones de Medio Ambiente, Equidad de Género, Energía y Minas y presidió la Comisión del Agua. Como resultado de su actividad legislativa se impulsó una nueva Ley del Agua, la Ley de Protección a la Maternidad, así como reformas a diversos artículos del Código Penal. A nivel federal se desempeñó como Miembro del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable-Región Noreste y Región Centro de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2003-2004), y ocupó el cargo de Senadora de la República en las LXII y LXIII Legislaturas (2012-2018), siendo la primera Senadora en la historia de Coahuila en haber sido electa por el principio de mayoría. En tal carácter se desempeñó como Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático y Secretaria de las Comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Recursos Hidráulicos, así como de Derechos Humanos, colaborando como integrante de la Comisión de Agricultura y Ganadería, y del Parlamento Latinoamericano en las Comisiones de Medio Ambiente y Turismo. Asimismo, ha sido Consejera Nacional del Partido Acción Nacional, Miembro de la Comisión Permanente de su Comité Ejecutivo Nacional, así como Coordinadora Nacional de Desarrollo Sustentable, y Coordinadora de Medio Ambiente de la Coalición Por México al Frente. Actualmente es Diputada Federal en la LXIV Legislatura, responsabilidad desde la que continúa trabajando por el bienestar de las y los mexicanos. Dirección: Cámara de Diputados, Oficina 64, Edificio H, Piso 2, Avenida Congreso de la Unión 66, Colonia El Parque, Delegación Venustiano Carranza, C.P. 15960, Ciudad de México, 50-36-00-00, ext. 59866. Página web: https://silviagarza.com.mx/ Correo: [email protected] Facebook: Silvia Garza Diputada, Twitter: @Silvia_Diputada, Instagram: @Silvia_Diputada

" Comentar Imprimir
24 Marzo 2019 03:44:00
El reto de las energías renovables en México
El aumento constante de la población, la sobreexplotación de los recursos naturales, la falta de control en el uso y aprovechamiento del agua, así como las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la quema de combustibles fósiles, han generado daños severos a la naturaleza.

Por tal razón, como una opción de abastecimiento energético, se ha impulsado la utilización de energías renovables, mismas que provienen de fuentes que tienen la capacidad de regenerarse de manera natural y su utilización es muy antigua, ejemplo de ello son los molinos de viento y los barcos de vela.

En la actualidad, las energías renovables constituyen fuentes de abastecimiento energético que impulsan el desarrollo de nuevas tecnologías y la creación de empleos, a la vez que son respetuosas con el medio ambiente.

En 1938, año de la expropiación petrolera en México, la industria del petróleo y sus derivados empezaba a tener auge. Ochenta años después la realidad de México y el mundo es diferente, especialmente en cuanto al contexto ambiental se refiere. Hoy día nos enfrentamos al reto de disminuir nuestras emisiones contaminantes y generar opciones energéticas que no dañen la salud de la población ni los ecosistemas del planeta.

En este contexto, México presentó ante el Acuerdo de París metas concretas para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, entre ellas la disminución del 22% de dichas emisiones hacia el año 2030. A nivel nacional, estas metas se plantean en la Ley General de Cambio Climático y se refuerzan con los objetivos de la Ley de Transición Energética en donde se establece la meta de alcanzar 35% de producción de electricidad a partir de energías limpias para el año 2024.

Otros países han impulsado de manera decidida este tipo de energías. Es el caso de Costa Rica, que en 2018 generó el 98% de su energía a través de fuentes renovables por cuarto año consecutivo. El agua es la principal fuente, cubriendo un 73,87 % de las necesidades energéticas del país, seguida del viento (15,6 %) y la energía geotérmica de sus volcanes (8,38 %).

En el continente europeo Alemania se ha destacado por una política ambiciosa en el desarrollo de tecnologías vinculadas a las energías renovables. Por ello, y habida cuenta del marco legal mexicano y las metas de nuestro país a nivel internacional, México y Alemania decidieron en abril de 2016 establecer una alianza bilateral con el fin de intercambiar las mejores prácticas y experiencias para transitar hacia el uso extensivo de energías renovables.

Cabe recordar que el pasado 9 de enero la Titular de la Secretaría de Energía viajó a Alemania para, entre otros rubros, reafirmar el compromiso de México con la Cumbre de la Alianza Energética México-Alemania, misma que se realizaría el 19 de marzo en territorio mexicano.

Sin embargo, días antes de que iniciara el evento, la propia Titular de la Sener anunció que se cancelaba la Cumbre debido a que los “temas no se ajustan a la nueva realidad y favorecen mucho a la reforma energética del sexenio anterior”. Lamento profundamente esta decisión, toda vez que las autoridades actuales desconocen que la Cumbre no se trata de “políticas del sexenio pasado”, sino de llevar a México hacia áreas de innovación tecnológica, creación de empleos y protección del medio ambiente como parte de las acciones para cumplir los compromisos adquiridos mediante el Acuerdo de París, la Ley General de Cambio Climático y la Ley de Transición Energética.

Ejemplo de ello es el inmenso potencial de energía solar que posee México (7 kWh/m2/d) que es más del doble que el de Alemania (3 kWh/m2/d). Afortunadamente existen proyectos mexicanos que han dado impulso a este potencial. Es el caso del Parque Solar Coahuila (PSC), que inició su funcionamiento en marzo de 2018 con una inversión de 800 millones de pesos en el municipio de Matamoros. El Parque incluye 76 mil 400 paneles solares colocados en 40 hectáreas que generarán 20 millones de kilowatts anualmente.

México requiere del manejo libre y soberano de sus recursos energéticos a través de leyes y programas que impulsen un manejo ambientalmente sustentable, así como acciones concretas de cooperación internacional y transferencia de tecnología. No hacerlo así nos condena a vivir aislados y desaprovechar nuestros recursos naturales.

Espero que las autoridades federales recapaciten y den el lugar que corresponde a las energías renovables en el desarrollo de nuestro país.

Nos leemos la próxima semana. ¡Muchas gracias!


Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2