×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
02 Septiembre 2018 04:00:00
El señor Reyes Oliva
Hoy 2 de septiembre, cumpliría 80 años, los mismos que su esposa, hoy seguramente habría menudo y barbacoa por la mañana, por la tarde una “rica carne asada” como él lo decía ¡ah y unas buenas cervezas!

Hablar y escribir del señor Reyes Oliva, es transportarse al pasado y recordar a un buen hombre, un hombre que supo ser amigo y hacer amigos.

Un hombre estricto, pero a la vez cariñoso, hombre de pensamientos futuristas, con una gran visión y que no se vencía ante las adversidades.

Recuerdo, una mala racha que tuvo el señor Reyes, corría el año de 1982, yo tendría entre 11 y 12 años y al señor Reyes me lo bajan de puesto en los entonces Servicios Coordinados de Salud Pública, hoy la Secretaría de Salud, tenía un puesto estatal en el cual había laborado por muchos años, recorriendo el estado, visitando poblaciones pequeñas y grandes, haciendo el bien y trabajando como siempre lo hacía. Y ¡zas! que me lo relegan y lo mandan al Centro de Salud Madero, el cual después se convirtió en Hospital General y en la actualidad es nuevamente centro de salud.

Obvio al mandarlo a ese centro, sus ingresos monetarios cayeron, con 3 hijos, una esposa y un perro, “El Káiser”, de momento la vida se venía abajo, pero su visión y ese agradecimiento que le tuvieron varias personas además del apoyo irrestricto de su esposa, “Tenchis” como le dicen ahora sus nietos, lograron montar una tienda de venta de artículos de cerámica, la cual nombró Cerámica De Los Reyes.

En ese tiempo, los artículos de cerámica, elaborados en Cuernavaca, Morelos y Tonalá, Jalisco, eran muy buscados por la población, desde juegos de vajillas para las cocinas, alcancías, floreros, macetas, tarros para la cheve, juegos de café, en fin; un sin número de piezas que se vendían. Así poco a poco se fue “alivianando” la cuestión monetaria, pero todo eso era a base del esfuerzo del señor Reyes Oliva, el cual heredó el ejemplo del trabajo de su padres, don Polo Reyes y doña Ramoncita Oliva de Reyes, ella una gran mujer, él un tipazo de los de antes, aguerrido y trabajador.

El señor Reyes era tenaz, agarraba su Mustang 1965, el cual había comprado con 50 mil pesos de esa época, lo arregló y dejó en perfectas condiciones para viajar a Torreón. Cada tres semanas, iba por mercancía y se regresaba o ese mismo día o al día siguiente, así durante varios años, sin descuidar su empleo en el Centro de Salud, el cual era dirigido en ese tiempo el doctor Fortunato Rodríguez Castañeda, hombre de bien y amigo de los amigos.

La Cerámica De Los Reyes cerró sus puertas, pero no el entusiasmo del señor Reyes, el cual emprendió nuevos caminos en la ya Secretaría de Salud, hasta que el 31 de marzo de 1989, un paro cardiaco acabó con su vida, pero no con su legado, el cual ahora continuará con la llegada,hace 2 años, del tercer Héctor Manuel Reyes, su nieto.

Hoy el señor Reyes estaría muy orgulloso de ver a sus otros nietos: Fernanda ya toda una odontóloga, Aarón un joven de 15 años lleno de vida e ilusiones e Isabella, una niña de 4 años que junto con su hermano vinieron a llenar de alegría la vida de su esposa e hijas; ellas unas profesionistas con experiencia y quienes están forjándose un lugar en la vida.

Hoy quise escribir del señor Héctor Manuel Reyes Oliva, no es fácil hacerlo, pero por el respeto, amor y cariño que le tengo lo hago, ya que sus enseñanzas hoy por hoy perduran y sigue vivo en mí su recuerdo.

Gracias Papá por ser la persona que fuiste, ¡Felices 80 años!

PUNTO Y APARTE

El presidente Peña Nieto aseguró que se cumplió con el 95% de los compromisos que adquirió desde que fue candidato en el 2012.

“El México de hoy es cualitativamente diferente al de hace seis años. Ahora, el país cuenta con bases sólidas para aspirar mejores lugares de prosperidad, inclusión y cohesión social, a partir de mayor competitividad y productividad, acrecentando el potencial de desarrollo de la nación, condiciones necesarias para consolidar una sociedad de oportunidades para todos y cada uno de los mexicanos”.

Eso ha manifestado la Presidencia de Republica en diversos documentos, pero por otro lado diversos analistas afirman que llega a su sexto Informe de Gobierno desdibujado, con un amplio rechazo social, con reformas estructurales que no muestran por completo las bondades que prometieron y con amplios pendientes en seguridad y combate a la corrupción.

Para Luis Carlos Ugalde, Alberto Aziz, Alfonso Zárate y Enrique Berruga, la gestión del presidente Peña Nieto se resume en el resultado electoral del 1 de julio.

Ugalde por ejemplo señala que “El balance global de su gobierno es de claroscuros, pues por una parte dio una serie de reformas estructurales del Pacto por México, que tendrán una secuela muy positiva en las próximas décadas, pero otras acciones como las de seguridad dejan mucho que desear o los casos de corrupción opacaron su trabajo”.

Para un servidor, sin ser experto en la materia, considero que el presidente Peña hizo un gran esfuerzo por transformar el país, hay varios logros, mal vendidos a la opinión pública y mal defendidos como el suceso de la casa blanca, hubo obra, sí, como los miles de kilómetros de carreteras construidos, además de los primeros pasos de las reformas enmarcadas en el pacto por México, como la Telefónica por decir una.

Si el equipo de Peña Nieto hubiera comunicado mejor, ahorita tendría una mejor cara.

¡Ánimo! ¡Buen domingo!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2