×
Químico del Amor
Químico del Amor
ver +

" Comentar Imprimir
30 Abril 2018 04:00:00
¿El sexo con tu pareja es emocionante, o sólo por complacerla?
Pregunta de una amiga por las redes sociales. Al inicio, el cerebro enamorado produce sustancias que estimulan de manera espontánea y natural el deseo, quieres comerte a besos a tu pareja, tienes erecciones en todo momento al estar cerca de ella; por su parte, ella siempre está dispuesta a hacerlo y deseosa de ti.

No obstante, después, en un lapso de 18 meses a cuatro años la relación cambia drásticamente y el deseo disminuye de manera natural: el amor se transforma, sin embargo, de 70 al 90% de las parejas no se adaptan a este cambio.

Es natural que las relaciones sexuales cambien. Para empezar, tenemos una “constante sexual”, ya que después del enamoramiento tu apetito sexual se estabiliza. Algunos necesitan hacer el amor ocho veces por semana, mientras que otros una vez cada ocho días; esta parte es fundamental comprenderla, pues nuestra personalidad está determinada por la interacción de la genética y el medio ambiente, es decir, que si tu bisabuela, abuela y madre eran de un apetito sexual alto, tú probablemente también lo serás, siempre y cuando tu educación te estimule para que puedas dar rienda suelta a lo que llevas en tu ADN.

De lo contrario, pensarás que es malo, y aunque tu cuerpo te pide más sexo, reprimes tu deseo, lo cual te puede llevar a la frustración o a trastornos (enfermedades) que hacen tu vida infeliz.

Por ejemplo, en lugar de tener sexo limpias todos los días la casa, trabajas en exceso, te involucras demasiado en los problemas de tu familia, bebes en exceso, etcétera. Por otra parte, hay personas que son de libido baja, por lo que sólo necesitan hacer el amor una vez cada 15 días, ya que se sienten presionadas cuando su pareja quiere mucho más que ellas.

Esta compatibilidad sexual es un pilar en la felicidad de la pareja, no se puede cambiar y es recomendable seleccionar como pareja estable a una persona con el mismo nivel de libido que tú; lamentablemente te das cuenta después de que tienes un hijo o después de que te casaste por bienes mancomunados de que no eres compatible sexualmente con tu pareja, aunque hay tips para saber desde las primeras citas si eres afín en la frecuencia sexual con tu pretendiente o no, sin que lo (a) beses.

Además de la compatibilidad en frecuencia sexual existe otro factor: el modo en que hacemos el amor. Puede ser que no les guste lo mismo en la cama: tus fantasías sexuales son muy diferentes a las de ella, uno de los dos es muy abierto en el aspecto sexual y le gusta intentar cosas nuevas, mientras que al otro no porque le enseñaron desde pequeño que el sexo es malo, o simplemente no hablaban de sexo en su casa, entre muchas otras.

A esto, súmale que las ganas de tener sexo ya no son espontáneas como antes. En esta etapa hay confusión porque a veces pensamos que se acabó el amor, que ya sólo están juntos por los hijos o la costumbre, o porque hacen buen equipo juntos, se la pasan genial, se acompañan, se comprenden, tienen una relación de amistad muy buena, pero ya casi no tienen sexo o es más divertido ver una película juntos que hacer el amor. Esto es una muy mala señal, pues te estas convirtiendo en el compadre o comadre de tu pareja.

Al inicio de la relación el erotismo y la seducción se daban de manera natural, pero ahora no. Ya no te nace ser sexy, no te nace ser romántico o detallista como antes, es más, te da flojera y prefieres invertir tiempo en trabajar, cuidar a los niños, estar con tu familia o amigos, sin embargo, si no haces el amor dos veces por semana con tu pareja, tu relación está en crisis.

Es natural que cada cinco a siete años se presenten conflictos fuertes de pareja porque la relación que tenían caducó. El amor se transforma, la pareja se destruye y se construye una nueva si resuelven los conflictos sin violencia, sin agresiones físicas, humillaciones o descalificaciones como “ya sé que nunca cuento contigo para nada”, “eres un mediocre”, “no eres la pareja que yo esperaba”, etcétera.

El 70% del éxito de una pareja estable es el aspecto sexual, de lo contrario, son como dos amigos viviendo juntos, y eso si se llevan bien, pues de lo contrario son dos enemigos.

¿Quieres saber más? Facebook: el químico del amor. (En el muro encontrarás mucha información gratuita).

¿Quieres mejorar tu relación, o regresar con tu ex? ¿Ya te cansaste de buscar el amor y no encontrarlo? ¿Quieres superar la ruptura? Separa tu cita al 844 1000 862.

Protege a tus hijos del suicidio por amor, embarazo no planeado, de un novio (a) violento (a) o adicto (a). Conferencias para escuelas y eventos privados.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2