×
Héctor Horacio Dávila
Héctor Horacio Dávila
ver +

" Comentar Imprimir
31 Octubre 2018 04:00:00
El tema
Pues el tema de hoy sigue siendo el aeropuerto que todo mundo sabe, bueno, los que utilizamos el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que ya es necesario construir otro, ya que no existen puertas o puntos de intervalo para conectar a otras ciudades del interior de la República, como Saltillo, al estar limitado el número de llegadas y salidas desde la capital del país. No hay manera de tener una mejor conectividad con la Ciudad de México y estamos hablando de estados como Coahuila, Chihuahua, Tamaulipas, Sonora, Sinaloa, Durango y las Bajas; no solamente es la construcción, que es muy benéfica para todos, sino que se perjudica a todo el tráfico aéreo nacional.

Lo vemos como una necedad del presidente electo, ya que no lo invitaron a los jugosos contratos para la construcción de la megaobra, pero ahora le va a resultar más caro cancelarla que dejar que se termine, ya que fueron años de estudios para decidir que Texcoco era el lugar idóneo. ES LA PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA QUE UN PRESIDENTE, ANTES DE ENTRAR EN FUNCIONES, DEVALÚA AL PESO.

Cómo es posible que el 1% que votó represente a toda la población, aparte de que la consulta no tiene validez alguna porque no se hizo a través de los mecanismos que dicta la ley. Creemos que va a haber muchos amparos, ya que de buenas a primeras no se puede congelar un proyecto de esta magnitud. López Obrador tiene todavía hasta el 30 de noviembre para rectificar este tremendo error, pues de no hacerlo, tendrá más consecuencias negativas que positivas, como lo estamos viendo en estos días. Las frases amenazadoras de nuestro nuevo presidente (“VÁYANSE ACOSTUMBRANDO”) no son de un presidente de la República, son de un señor que está dolido por imponer su razón, se atraviese quien se atraviese. No está con sus partidarios, está con todos los mexicanos que votaron por él y no puede amenazar de esa manera, porque el partido lo llevó y ahora gobierna para todos los mexicanos, debe ser mesurado y aparte son decisiones que afectan a millones de mexicanos, como al sector turístico, el cual es una industria que sigue creciendo y esto es un retroceso para su crecimiento.

El aeropuerto en sí es negocio, ya que en México el pasajero promedio le deja 10.5 dólares por concepto aeronáutico y 7.12 dólares por concepto NO aeronáutico. El costo por atender a cada una de las personas que utilizan el aeropuerto es de 13.55 dólares, pero al pasajero le cobran 20 dólares, por lo que se tiene una ganancia por pasajero de 6.45 dólares. También debemos comentar sobre los ingresos que tienen los aeropuertos por aquellos rubros que no son aeronáuticos, y es que 29% de sus ingresos es por la renta de espacios y 20.5% por estacionamiento de la gente que va a dejar o recoger personas. En la Ciudad de México lo que más o menos le cobran a cualquier persona en promedio son 60 pesos.

También hay otros ingresos, como pueden ser de oficina o mostradores, que representan cerca de 15%, o los que dejan la publicidad, espectaculares y promociones, que representan 36% en total. Por donde lo vean es negocio, ya que en un vuelo internacional el pasajero debe estar dos horas antes para la partida y tiene tiempo suficiente para hacer compras, inclusive en los vuelos nacionales deben estar una hora antes y esto da oportunidad de comer, comprar algún libro o algún recuerdo, pero los que más gastan en un aeropuerto son los vacacionistas y los primeros en gastos son los de vuelos internacionales y en tercer lugar los que se transportan en líneas de bajo costo, donde la gente que vuela va un poco recortada de viáticos, pero de igual forma consume algo, por lo que es necesario retomar el tema y enmendar la situación antes de que acabe noviembre.

Por todas las cosas positivas que esto conlleva, desde tener conectividad con todos los estados de la República hasta ser un HUB, es decir, un lugar para darle mantenimiento a las aeronaves, además de un centro de compras importante para los viajeros, recapacitemos y no tiremos por la borda una inversión que ya está hecha. Invitamos a que entre en razón y que realmente se le dé viabilidad al proyecto para tener un crecimiento económico que todos los mexicanos queremos. ¿Y ustedes qué opinan, mis queridos
lectores?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2