×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
30 Noviembre 2017 04:08:00
El Tuca Pejetti
¡Ah! Ya empezó esa bonita época del año en que los adornos navideños comienzan a aparecer en las casas, las mañanas son frías, los cielos muy azules y mis Pumas ven la Liguilla por televisión.

Damas y caballeros, estamos en las finales del Torneo de Liga del futbol mexicano. Y, para ser sinceros, los cuatro equipos finalistas tienen muchas similitudes con el actual momento de la política. Veamos.

Fuera de lugar: el equipo Morelia es como el Partido Encuentro Social, pues nadie sabe cómo llegó ahí, es incomprensible que reciba tanto dinero sólo por existir, no se le ven las menores posibilidades de ganar y sus dueños no son tan buenos como quieren aparentar.

Tiro de esquina: como si fuera a tirar un corner, así de arrinconado está Ricardo Anaya por querer agandallarse la candidatura presidencial del Frente Ciudadano que integran PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. Es obvio que el panista es como el Monterrey, y no sólo por los colores azul y blanco. Se parecen en que empezaron muy bien, han metido goles espectaculares, supieron ganarse el aprecio de gente que usualmente no los apoya, peeero. al final la están regando. Y, si no se ponen abusados, los buenos pronósticos que tenían al inicio de la temporada van a terminar hechos pedazos.

Sambombazo: Andrés Manuel López Obrador, indudablemente, es el equipo Tigres. O, mejor dicho, es el Tuca Ferretti de la política nacional. Es el claro favorito para llevarse el campeonato, pero como ha sucedido en otras ocasiones, no oye razones, se casa con sus propias ideas y terminan robándole el triunfo.

Todo el mundo sabe que el amor de su vida es su amor propio, por lo que pierde la paciencia y explota con mucha facilidad, lo que hace que mucha gente le tenga miedo. Por supuesto la mitad de la afición lo ama, pero la otra mitad lo detesta. Es lo que se conoce como un ave de tempestades, pero en este momento las apuestas lo favorecen. El Tuca Pejetti tendrá que manejar muy bien su estrategia, para que no se le vuelva a ir el campeonato con un autogol.

¡Penal, penal! El flamante candidato tricolor, José Antonio Meade, evidentemente es el América, porque todos lo odian. No importa si tiene un buen plantel, es el América. No importa si jugó bien, mal, pésimo o espectacular, es el América. Haga lo que haga, siempre existe la sospecha de que lo consiguió con dinero o con malas mañas. El AméPRIca es el símbolo nacional de la corrupción, con todo y su vitrina llena de trofeos. De hecho, cuando en los partidos azulcremas el público grita “¡penal, penal!”, no se refieren a la pena máxima del futbol, sino al lugar en el que debería estar la gran mayoría de los gobernadores priistas.

¡Que ruede el balón! Y que gané el mejor. Bueno, el menos peor.


NO HABRÁ NAVIDAD

Se acaba noviembre y, según me dicen, este año no habrá Navidad porque al Niño Jesús se lo llevó al DIF que porque vivía de forma insalubre en un pesebre y no sabía ni “ler”. A los Reyes Magos los detuvieron en la aduana y los de traer contrabando y por no poder explicar el origen lícito del oro que traían en un cofrecito. Como José no encontraba chamba de carpintero, María se convirtió en mamá luchona y vende zapatos por catálogo. A los pastores y a los borregos se los llevaron a un mitin del PRI para apoyar a Meade. Y al burro, bueno, pues ese vive actualmente en Los Pinos.

¡Nos vemos el martes!
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6