×
Federico Muller
Federico Muller
ver +

" Comentar Imprimir
09 Noviembre 2018 04:00:00
El valor del agua potable y economías de escala
Nadie en su justo sentido de razón puede negar que el consumo del agua potable sea fundamental para que la humanidad pueda sobrevivir, y alcanzar mejores niveles de salud y bienestar. De ahí la importancia del tipo de administración (pública o privada) con que se maneje el vital líquido. Durante muchos años los servicios hídricos fueron atendidos por los gobiernos municipales del país, y a pesar de que sigue prevaleciendo la administración pública del agua, han surgido algunos casos de ciudades en donde este servicio a ha sido concesionado a compañías privadas por determinado tiempo. Desde luego se presentan diferentes formas de operar y una de ellas es la que se dio entre el municipio de Saltillo y Aguas de Barcelona, desde hace ya varios años: el alcalde en turno preside el consejo que autoriza las políticas a seguir para que llegue con regularidad el agua a las viviendas de los saltillenses.

Para tratar de hacer un análisis lo más objetivo posible sobre cuál régimen de suministro conviene más a la ciudadanía, es indudable que se requiere una investigación a nivel macro, que refleje el grado de satisfacción de los usuarios con el que valoran el servicio que reciben. Y ese estudio escapa a los alcances de este artículo. No obstante, conviene hacer algunas matizaciones sobre el uso del agua, sobre todo desde la perspectiva económica.

Si bien es cierto que el agua es un derecho social dado su valor intrínseco trascendental, por lo que todo ciudadano debería tener acceso a ella, por las condiciones imperantes en la economía nacional, y en casi todo el subcontinente latinoamericano, es muy difícil que eso se cumpla, particularmente si se le entrega en forma gratuita. Por ello, se debe considerar un precio por metro cúbico consumido. Otro factor que hay que considerar es el uso del suelo en que se clasifica cada asentamiento y espacio no comercial e industrial, lo que determina las tarifas a cobrar; esas diferencias, si son bien manejadas, influyen para lograr la rentabilidad social o económica de la empresa encargada de proveer el valorado fluido.

El costo de oportunidad. Es innegable que el agua potable, desde un punto de vista comercial o de servicios, sin dejar de lado el uso industrial, representa un costo de oportunidad muy elevado porque es parte de los insumos requeridos para elaborar productos o servicios para la venta al público. El ejemplo más palpable se está viviendo en la Ciudad de México, independientemente del valor incalculable que causó en los espacios habitacionales el corte de agua por las reparaciones y mantenimiento en el sistema Cutzamala.

En el sector productivo, que se conforma por un gran número de comercios y locales de servicio, sí se pueden hacer estimaciones económicas por las pérdidas sufridas al restringir sus ventas o simplemente dejar de operar. Alrededor de 135 mil negocios se fueron al descanso involuntario. Según la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope), lo que dejaron de percibir los comerciantes afectados por la falta de agua fueron 207 millones de pesos, considerando exclusivamente los pequeños comercios y puestos de fritangas. De ahí se desprende una propuesta que nada tiene de popular, pero que puede ayudar financieramente a mejorar la distribución del agua en las casas habitación: valorar el agua en función de su costo de oportunidad, particularmente cuando se trate del sector productivo.

La zona conurbada Saltillo, Ramos Arizpe y Arteaga. Hace algunas semanas se dio a conocer que la compañía, responsable del suministro de agua potable a Ramos Arizpe tiene desequilibrios en sus finanzas, los que, particularmente, según se dijo, se deben a la morosidad en los pagos de los clientes. La eficiencia comercial es relativamente baja, lo que debería influir para que los alcaldes de los tres municipios conurbados planteen un sistema integral de agua potable que mejore la eficiencia en la distribución del agua, y disminuya los costos de producción, distribución y comercialización.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2