×
Teresa Guajardo Berlanga
Teresa Guajardo Berlanga
ver +

" Comentar Imprimir
28 Febrero 2018 04:00:00
Elección presidencial 2018
En las próximas elecciones en el mes de julio, se decide el rumbo que tomará nuestro país durante los próximos 6 años. Es una decisión que está en manos de la ciudadanía; somos nosotros los que votamos y elegimos a la persona que estará encargada de dirigir al país durante los próximos 6 años. Es sumamente importante estar conscientes del impacto que tiene nuestra participación en la vida de todos los mexicanos. Entendemos que el voto debe estar ligado a lo que creemos es mejor para la vida pública. Al momento de ir a ejercer nuestro derecho ciudadano debemos tener clara la ideología política y económica que representa cada partido y cada candidato, entendiendo que la ideología política define las prácticas y doctrinas que establecen cómo debe funcionar la sociedad.

Por un lado, tenemos las corrientes que podrían clasificar como centro y derecha. Dentro de esta clasificación podemos encontrar a José Antonio Meade, candidato a la Presidencia de la República de la coalición Todos por México, integrada por los partidos PRI-PVEM-Panal. Su propuesta se enfoca en el desarrollo económico desde una perspectiva neoliberal. Su administración se enfocaría a mantener la autonomía de las políticas monetarias y a fomentar el desarrollo de la estabilidad macroeconómica mexicana. Esto se puede lograr favoreciendo la libre competencia y las decisiones de mercado. Dentro de esta sección de amplio espectro político-económico, podemos ubicar a Ricardo Anaya, quien es postulado por la coalición Por México al Frente, que integran los partidos PAN-PRD-Movimiento Ciudadano, y quien se ha visto en los últimos días en un polémico asunto de medios sobre el rápido crecimiento de su patrimonio. Su plan incluye medidas para aumentar el PIB en el largo plazo.

Completamente opuesta a la dirección de pensamiento anterior está la ideología política de la coalición integrada por los partidos Morena-PT-PES, que postula a Manuel López Obrador. Cabe mencionar que, según reconocidos politólogos mexicanos y expertos en el tema, también es “nacionalista, populista socialdemócrata y un hombre de izquierda”. Aunque esto último lo podemos percibir sin la necesidad de mucho análisis.

Después de haber descrito un poco las ideologías políticas que forman algunas de las opciones que tendremos el próximo mes de julio, los invito a reflexionar y discernir, ¿realmente sabemos lo que es el socialismo? ¿de verdad es el cambio que necesita nuestra sociedad? Desde mi punto de vista, no; al menos no el socialismo que predica la izquierda de nuestro país, con soluciones “mágicas”. Esas se consideran doctrinas viejas, diseñadas para otra época, para otro estilo de vida. Actualmente no hay candidato presidencial que busque o defienda una izquierda moderna y progresista, aunque así lo declaren algunos partidos. Los invito a informarse acerca de la propiedad privada, de los impuestos, de las reformas legales existentes y de las propuestas de los actuales candidatos. Lo que necesitamos como mexicanos, entre algunas otras cosas, es estabilidad y desarrollo económico. Necesitamos competencia entre mercados, mejor educación y personas que estén realmente preparadas para afrontar el reto que representa gobernar nuestro país. Les exhorto, nuevamente, a considerar las opciones y a reflexionar sobre lo que se considera utópico, incluso en ideologías antiguas, y lo que es realista.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6