×
Paúl Garza
Paúl Garza
ver +

" Comentar Imprimir
25 Junio 2018 04:00:00
Elecciones federales y la propuesta fiscal
A menos de siete días, de la decisión de cambio de sexenio, y tras dejar en claro las propuestas e intenciones de los candidatos, diversas y contrastantes, hay una en la que todos coinciden, sin importar el color del partido: La reducción de tasa de impuestos.

En definitiva, este año como resultado de la implementación de la factura 3.3., de acuerdo a estadísticas oficiales, no pocos pequeños contribuyentes decidieron regresar al mercado informal.

La rigurosa mano del fisco, aunado a las altas tasas, ocasionaron molestias al contribuyente al perder tiempo y dinero en todas las obligaciones que mes a mes deben cumplir.

Y más aún, cuando el Servicio de Administración Tributaria perdonó millones de pesos a grandes corporativos en el país cuyas firmas no quisieron revelar, a pesar de que se demandó y se exigió sacarlos la luz pública, la indignación entre los contribuyentes era de esperarse por los privilegios que no fueron parejos.

Es cierto que las nuevas medidas fiscales tratan de evitar corrupción y lavado de dinero, sin embargo los pequeños y medianos contribuyentes cargan consigo una pesada losa cuando se trata de obtener utilidades de su negocio PYME.

El cumplido contribuyente no está en contra de mostrar las operaciones de ingreso que manejan, el detalle es que, debido a estas altas tasas de ISR e IVA, les quitan el 40% de sus Ingresos en impuestos, causando inestabilidad económica en los bolsillos.

El capitalismo es un régimen justo y los países de primer mundo manejan de una manera exitosa, sin embargo, en nuestro país se padece una inequidad social a la vista en la que mucho dinero se concentra en la clase alta, y muy poco en la media y baja.

Por supuesto, en el tema de los impuestos, con el ingreso del Régimen de Incorporación Fiscal a inicios del sexenio por terminar, representó una navaja de dos filos, ya que al contribuyente “que le iba bien” se le obligaba a pagar la totalidad de su IVA, sin importar las deducciones del mismo, aunque fuera la tasa del 8% al público en general, finalmente erogaba cantidades importantes.

Y si lo anterior no bastara, existe un hartazgo social debido a la corrupción a nivel gobierno cuyos puestos municipales, estatales y federales están al frente de personas no preparadas, pero ‘gracias’ a las influencias en la política ahí están de inútiles y viviendo de la ubre del Gobierno, además de favorecer en las licitaciones públicas a ciertos proveedores como a las compañías constructoras de casas de Infonavit cuyos derechohabientes con gran esfuerzo y sacrificio obtienen el crédito con intereses elevados, le son entregadas viviendas construidas con material de la más baja calidad en el mercado.

Estimado contribuyente, vota por la mejor opción que consideres, pero vota; evita anular tu voto o no ir a votar, ya que si no lo haces, alguien lo hará por ti; tu decisión podría llevar a una reforma fiscal que podría beneficiar el crecimiento de tu negocio.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2