×
Leopoldo Ramos
Leopoldo Ramos
ver +

" Comentar Imprimir
06 Diciembre 2015 05:05:12
Emergencia humanitaria
En Coahuila hay reporte de mil 642 personas que desaparecieron desde el año 2000 en acciones que la Procuraduría General de Justicia del Estado atribuye a la actividad de bandas del crimen organizado, y desde abril de 2012, cuando se creó la Subprocuraduría para la Investigación y Búsqueda de Personas no Localizadas, 3 mil 171 fueron encontradas con vida y otras 153 fallecidas.

“Es la mayor emergencia humanitaria que tenemos”, aseguró el gobernador Rubén Moreira Valdez, al comparecer ante los 25 diputados locales con motivo de su Cuarto Informe de Gobierno.

Pero en este contexto el Gobernador dio a conocer un dato interesante sobre el principal ejemplo de la crisis de desaparecidos en Coahuila.

El Mandatario dio por concluidas las investigaciones en torno al caso Allende, donde cientos de habitantes desaparecieron durante la primavera de 2011 debido a la irrupción de una célula del crimen organizado para cobrar una venganza por un malogrado negocio de drogas.

“Temas como el de Allende, que son tan dolorosos, los acontecimientos de marzo (en realidad fueron en abril) de 2011 están resueltos, agotados y las personas en la cárcel”, expuso.

Prometió “no parar” en los dos años que le restan al frente del Gobierno de Coahuila para esclarecer las denuncias por desaparición, pues se trata de “una práctica ligada al narcotráfico” y “el principio para encontrar a las personas, es saber que faltan”.

El 18 de abril de 2011, cientos de pistoleros irrumpieron en Allende, municipio de la zona norte del estado, y como parte de una venganza saquearon, destruyeron e incendiaron viviendas y ranchos, y secuestraron y asesinaron a una cantidad no determinada de personas. Los sicarios arrasaron con familias completas.

El alcalde Luis Fernando Tapia aseguró en su momento que al menos 300 personas desaparecieron, pero la cifra oficial limita el problema a 28 desaparecidos; sobre 11 de ellos “se tiene la certeza jurídica de que fueron asesinados”, dijo el procurador Homero Ramos Gloria, y respecto al resto, se “desconoce el paradero”.

La Procuraduría detuvo a 12 personas involucradas en la masacre, algunos expolicías locales acusados de secuestro y homicidio calificado; están pendientes de cumplimentarse cinco órdenes de aprehensión y otros cuatro involucrados murieron en distintos hechos de violencia.

El Gobernador dijo que esos acontecimientos “están resueltos, agotados y las personas en la cárcel”, y si bien “ahí se asesinó a personas, Allende debe tener un año y medio sin homicidios”. Dentro de esta “emergencia humanitaria” que enlutó a cientos de familias en Coahuila, las autoridades presumen logros respecto a la reducción de los índices de inseguridad, entre ellos 82% las ejecuciones atribuidas al crimen
organizado.

Sin embargo, es importante no levantar bandera, pues como lo dijo el propio Gobernador, “el monstruo del narcotráfico no se ha ido, está al acecho y busca cualquier debilidad para regresar”.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2