×
Umbral Empresarial
Umbral Empresarial
ver +

" Comentar Imprimir
08 Junio 2015 03:00:49
En jaque la industria del acero
Por: Gabriel Martínez García
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Pese a que frenar la importación ilegal o con dumping del acero chino a nuestro país es una solicitud-demanda de la Canacero que tiene por lo menos 14 años en la mesa y en el escritorio del Presidente de México en turno, poco o nada hicieron los mandatarios por intentar dar una solución. 

Y es que mientras AHMSA, ArcelorMittal y Ternium están ya al borde del precipicio, tan sólo en el primer trimestre del 2015 nuestro país importó 215 mil toneladas de acero, únicamente de China, cifra 128% más alta que las poco más de 94 mil toneladas que se importaron en el mismo periodo del 2014. 

El dato deja en claro que no se ha hecho nada, o que lo poco que se ha hecho por parte del Gobierno federal, a través de la Secretaría de Economía, ha servido para nada, porque la industria siderúrgica nacional está tomando acciones por demás drásticas ante un panorama que en lugar de aclararse, se ensombrece. 

Sólo en el último año el precio del acero internacional bajó de mil 260 dólares a 935 dólares la tonelada, y más del 70% acumulado en los últimos siete años. Además, China tiene una sobreproducción de 700 mil toneladas listas para seguirlas enviando al resto del mundo y a nuestro país, a precios por debajo de los costos reales de producción. 

Eso explica por qué AHMSA ha anunciado el recorte de 4 mil 500 empleos, casi el 25% de su personal, una baja en su producción del 20% y la suspensión de inversiones por casi 4 mil millones de pesos, mientras que ArcelorMittal ha cerrado parcialmente su planta en Lázaro Cárdenas, Michoacán, y Ternium ya cerró una mina más, en Aquila, Michoacán. 

Bien lo dijo la semana pasada a Zócalo Saltillo el presidente nacional de la Canacintra, Rodrigo Alpízar Vallejo, que por centrarse en sacar adelante las reformas estructurales, el Gobierno federal dejó de lado la búsqueda de soluciones a serios problemas que enfrentan varios sectores productivos, en este caso la industria acerera nacional. 

Y si bien Economía no ha tenido la capacidad, creatividad o ingenio para buscar una solución, tampoco Hacienda ha dicho “esta boca es mía” para implementar incentivos fiscales que permitieran a estas empresas garantizar la permanencia del empleo. 
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2