×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
22 Agosto 2017 04:00:00
En México Pasó de noche
En efecto pasó de noche el famoso eclipse solar tan anunciado este lunes pasado y por una sencilla razón que simplemente no estaba en su trayecto que sucediera en nuestro país.

Y aunque durante en un año pudiera pasar dos veces un eclipse de Sol, también puede suceder que en otros años puede pasar hasta cinco eclipses solares, pero éste en especial considerado como un evento único en la vida realmente puede confundir a mucha gente, aparte de lo generado por las mismas redes sociales.

Pero la confusión está el por qué es un evento único y a la respuesta de eso es de acuerdo a informaciones científicas publicadas en diferentes sitios web sacan un aproximado de 375 años para que un eclipse solar total se repita exactamente en el mismo lugar o trayectoria, es decir, que en la vida de una persona es imposible que puede observarlo al menos que te viajes hasta el lugar en donde va suceder algún eclipse total programado.

En México se ha visto eclipse anular, que es cuando la luna está un poco más lejos y el Sol un más cerca y la luna no se ve suficientemente grande como para ocultar todo el Sol sino se logra ver un anillo al momento de cubrirse y aunque no deja de ser un gran evento en nuestro país es raro cuando se logra ver.

En 1940 se vivió un eclipse anular del Sol en una región del norte de México y posteriormente a los 12 años hubo otro eclipse anular. En los años sesenta se pudieron observar en nuestro país varios eclipses parciales de sol.

Pero en 1970 se tiene registrado que los habitantes de Itsmo de Tehuantepec presenciaron un eclipse total de Sol, pero para el resto del país solo se vivió de manera parcial.

Otras fechas cuando se pudo observar en otras regiones de nuestro país un eclipse total de Sol fueron el 12 de octubre de 1977, 1980 y 1984 dos eclipses anulares de Sol, sin embargo, el que se vivió con mayor importancia fue el 11 de julio de 1991, lográndose observar en 20 estados de México de manera total.

Sin embargo, aquel que dejó marcado a mi generación fue aquel eclipse anular de Sol del 30 de mayo de 1984 cuando su sombra recorrió Hawái, el centro de México, el Golfo de México, y la parte este de los Estados Unidos.

Tenía 15 años de edad cuando sucedió esto recordando todavía el eclipse anular de Sol, aunque en nuestro estado se vio de manera parcial para nosotros no dejó de ser un gran evento para recordarse toda la vida.

Hago una comparación de lo que viví hace 33 años atrás a lo que se vivió el día de ayer y considero que hubo demasiada información que generó confusión porque muchos de esos contenidos fueron falsos creando hasta temor principalmente por las amas de casas.

Exigencias por parte de padres de familia para que se suspendiera el primer día de clases para iniciar lo que es el ciclo escolar 2017-2018 por el temor de que el eclipse solar afectara a sus hijos.

La exageración llegó a tal grado que hubo gente que literalmente se resguardó en el interior de sus casas, al igual que sus mascotas como perros y gatos para que no fuera a sucederles nada o afectara el evento llamado “una vez en la vida”.

Es una lástima que para muchos mexicanos menores de edad los privaran de un evento que, aunque fue de manera parcial visualmente para nuestro país, causado por el temor de que algo sucediera, en lugar de haberles dado la oportunidad de vivirlo como un suceso especial, para recordarse toda la vida hicieron todo un “mitote” de ello.

Una oportunidad en donde las escuelas tuvieron la oportunidad para enseñar dentro de las aulas un evento astronómico en donde sobre el tema del eclipse solar, así como sus diferencias cuando sucede un eclipse anular, así como la manera correcta de poder observarlo sin mirar al sol.

Recuerdo todavía cuando el maestro nos enseñó qué era un eclipse solar y nos sacó a todos del salón para observarlo de dos maneras, la primera fue con un vidrio de soldador y la otra que considero fue más emocionante para todos fue con dos pedazos de cartulina blanca en donde se le hacía una perforación con la punta de una pluma y el otro servía para proyectarlo, semejando cuando usas una lupa para proyectar los rayos solares para concentrarlos en un punto en específico.

Para todos aquellos mexicanos menores de edad sí pasó de noche este eclipse solar que solamente se iba a observar de manera total en algunos estados de EE.UU. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS



top-add