×
Norma Alvarado
Norma Alvarado
ver +
Lic. Norma V. Alvarado Martínez / [email protected] / Twitter: @NORMAVALVARADO / Facebook: Norma Alvarado. / Estudio Ciencias de la Comunicacion, es catedratica en la Universidad Autonoma del Noreste y en la Universidad Vizcaya de las Americas.

" Comentar Imprimir
03 Junio 2018 04:00:00
¡En pocas palabras… salir adelante!
La mayoría de los proyectos nacen con mucho ánimo, se ven como retos o incluso como ilusiones, pero con el tiempo surge el monstruo de la inercia, que poco a poco consume las energías y convierte en monotonía tu existencia. Ese monstruo es invisible y resistente. Pueden pasar meses, o quizá años y no darte cuenta de que la apatía ha hecho presa de tu vida, incluso puedes arrastrar a quien está a tu lado.

En el caso de un negocio esta monotonía se ve reflejada, cuando pasan años sin hacerle algún cambio a tu escritorio, a tu oficina, la pluma, que por cierto no funciona, en el mismo lugar. En la casa los sillones arañados por los gatos, el cuadro chueco de la última cena en el mismo lugar desde hace… ¿Cuántos años 5, 10, 20, maaaas años? En tu persona, ya ni te maquillas, te pones el mismo pantalón, no te importa que tu coche este sucio, se te cayó un diente y ni siquiera has pensado en ir al dentista, etc., etc., etc.

Y esa modorra o somnolencia, solo puede cambiar si sobreviene una crisis. Un ejemplo es cuando te enfermas, o te quedas sin dinero, sin trabajo, sin novio (a), reprobaste alguna materia, chocaste tu automóvil, falleció un familiar muy querido, estás en la cárcel, te quedaste sin casa, sin esposo (a), etc. ¡Mil cosas pueden suceder! Y es aquí cuando, vas a saber quién en quién.

Sabrás con quién cuentas, quiÉn es verdaderamente tu amigo, quién te apoyará sin reservas, sin pedirte nada a cambio. Es en casos extremos cuando realmente se conoce a las personas y a los recursos que la empresa tiene. En un ambiente de comodidad, opulencia o bienestar hasta el más flojo e inepto le puede ir bien o como se dice coloquialmente: “Cualquiera la hace”.

Ya lo decía un buen amigo, la mejor universidad es la necesidad. Te aseguro que: Si tienes un papá rico, no tienes necesidad de trabajar arduamente, si tienes tu abrigo asegurado no tienes necesidad de salir a buscarlo, si tienes salud ni siquiera piensas en conservarla.

Estoy convencida, y no lo invente yo, que las crisis generan estados y emociones negativas, pero, también puedo apostar que una situación así obliga a buscar nuevas oportunidades, exige buscar esquemas que permitan adaptarse, obviamente de una manera forzosa, pero real. Al mismo tiempo, ese estado crítico activa el espíritu, centra esfuerzos y colabora para enfocar recursos, en pocas palabras… salir adelante.

Les deseo un excelente domingo, que tengan salud, dinero, amor, paz, armonía, felicidad, todas las cosas que anhelan y desean. ¡Y como siempre digo, no importa en qué situación te encuentres: ánimo y glamour ante todo! ¡Abrazote de oso!

¡En pocas palabras… salir adelante!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2