×
Teresa Guajardo Berlanga
Teresa Guajardo Berlanga
ver +

" Comentar Imprimir
28 Junio 2017 04:00:00
En pro de un entorno verde
Vivimos en una sociedad en donde existen muchas modas pasajeras; las tendencias cambian día con día. La música, la ropa, diferentes comercios y formas de ser y pensar son sólo algunos ejemplos de lo que se ha vuelto tendencia. Además, la cultura, no solamente de los mexicanos, se ha “plastificado”. Las personas nos hemos vuelto cada vez más dependientes de este material: versátil, cómodo y barato.

Otra cosa que se ha puesto de moda últimamente y ha ido convirtiéndose en tendencia es la cultura del reciclaje. La sociedad ha desarrollado preocupación por el medio ambiente en el que se desarrolla. Este pensamiento verde poco a poco ha pasado de ser una actitud o iniciativa ciudadana a convertirse en asuntos legales. Países como Francia, España, Argentina y Senegal, entre muchos otros, han aprobado regulaciones en contra del uso de bolsas plásticas; eso, como medida preventiva y de combate contra la contaminación y el cambio climático.

Nuestro país no se queda atrás en estas actitudes progresistas. A pesar de que actualmente no existe una ley federal que prohíba el uso de las bolsas de plástico, si existen iniciativas de leyes estatales y municipales. Por ejemplo, Querétaro se convertirá en la primera entidad a nivel nacional en prohibir a los comercios el uso de bolsas de plástico, pero no termina ahí. El Gobierno municipal repartirá bolsas reutilizables y biodegradables, con el fin de disminuir la contaminación del medio ambiente.

Es por ello que a nivel federal ya se presentó una iniciativa para reformar la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, con la finalidad de prohibir a los diferentes establecimientos comerciales la entrega de bolsas de plástico. Se propone, además, que se entreguen empaques hechos de materiales biodegradables para poder sustituir los plásticos. Este tipo de medidas no solamente reduce la generación de basura, si no que reduce la contaminación, mejora el medio ambiente y los animales dejan de ser dañados, además de que puede dejar de haber problemas con las lluvias y los drenajes en las ciudades. Por otro lado, el hecho de reemplazar las bolsas no es suficiente; también se contempló tomar medidas para concientizar tanto a los usuarios como a los fabricantes para desarrollar un hábito, no solamente la imposición de una regla.

Estas medidas no son casos aislados. Nuestro país se unió a la Coalición del Clima y Aire Limpio, que es la unión de varios países para combatir la emisión y retención de gases invernaderos. Además, México ha tomado medidas y se prepara para transformar la cultura contaminante promoviendo la producción, distribución y uso de energía renovable, principalmente la eólica.

México es un país megadiverso, lo cual significa que contamos con muchas especies de flora y fauna, además de diferentes regiones y paisajes. Estos valiosos elementos son frágiles y son fácilmente maltratados por nuestras acciones; por eso, es más importante aún cuidarlos. Los ciudadanos podemos ser ciudadanos comprometidos cuando así lo proponemos; sabemos que tenemos un problema ambiental y que tenemos soluciones, solamente hace falta hacer lo que nos toca. Si nosotros mismos, amantes de nuestro entorno, no lo cuidamos, ¿entonces quién?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2