×
Columnista Invitado
Columnista Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
10 Agosto 2017 04:00:00
En recuerdo de Rius



No queremos presumir de la amistad del maestro Eduardo del Río, Rius, quien a los 83 años, después de una larga enfermedad antier en la madrugada emprendió el viaje al eterno éter en su amada Cuernavaca, pero ello no nos inhibe de recordarlo en una de las vivencias que más atesoramos.

Rius, como es del conocimiento público, fue un destacado caricaturista, escritor y activista del vegetarianismo y defensor a ultranza del ambiente; lo señalamos para las nuevas generaciones.

Entre otras obras, es autor de “500 años fregados pero cristianos” y de las historietas que hicieron historia “Los Agachados” y “Los Supermachos”.

En todas sus obras dejó su indeleble crítica contra el autoritarismo, otras más: “Marx para principiantes”, “Hitler para masoquistas”, “La Biblia, esa linda tontería”, “La panza es primero”, “Manual del perfecto ateo”, y “El mito guadalupano”, pero sobre todo en las historietas no dejó títere sin cabeza, a todos los funcionarios, políticos y riquillos de su tiempo los pasó a cuchillo con ese sarcasmo fino que lo distinguió.

Lo que queremos relatar ahora como un recuerdo al Maestro Rius, es su serie en la historieta dedicada a los suspirantes a la Presidencia de la República en ese año del 75, que gobernaba Luis Echeverría Álvarez y que, finalmente, el elegido fue José López Portillo.

Dirigíamos entonces, en sus años de mayor esplendor la División Noticias del Núcleo Radio Mil, no sabemos si fue por ello, pero fuimos becados por la Universidad de Maryland a un diplomado o simposio de periodismo y comunicaciones, que luego de los estudios en su campus se prolongó varios días más en Nueva York en el conocimiento de las entrañas de los medios más destacados.

Por sola inspiración cargamos con toda la serie de los “Agachados” o los “Supermachos”, no recordamos ahora cuál fue de las historietas la que dedicó a los pretensos del poder. Es el caso que en plena clase, que incluía discusiones, se criticó acremente a México, como un país donde no existía libertad de prensa; el cambio ya se había dado a partir del Movimiento del 68, desde luego como siempre los hemos dicho: Las libertades tenemos que defenderlas en el día a día.

A todo esto, unos señoritos procedentes del antiguo “El Heraldo de México”, que por cierto llegaron en avión privado a Washington -hoy es de señalarse, este diario ha resurgido con su director general, nuestro vecino Franco Carreño Osorio, a quien le mando nuestra felicitación-, aquellos jóvenes se lanzaron contra el país, tomamos la palabra para defender a México y puse en la mesa de la discusión las historietas mencionadas, y ganamos la partida. Esto se lo platiqué al maestro Rius, que con una sonrisa lo dijo todo.

Para los dudosos de siempre transcribimos el documento –en traducción libre-, que acredita el estudio: “Universidad de Maryland Universidad Colegio. División Institutos y Conferencias. Este certificado se expide a TEODORO RENTERÍA en reconocimiento de concluir con éxito el Programa de las Comunicaciones en el Simposio de las Américas, patrocinado por la Oficina de Educación y Asuntos Culturales del Departamento de Estado de Estados Unidos y la Universidad de Periodismo de la Universidad de Maryland, Mayo 31 - 06 de junio de 1975. Otorgado por el Colegio de Maryland. Stanley J. Drazek, Vice Canciller de Universidad; John H. Buskey, Director de la División de Institutos y Conferencias; Ray G. Vulust, Decano de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Maryland”.

Como un recuerdo respetuoso a don Eduardo del Río, Rius, el monero de los meneros. In Memóriam.

Agradeceré sus comentarios y críticas en HYPERLINK “mailto:[email protected].(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5 6