×
Confesionario
Confesionario
ver +

" Comentar Imprimir
10 Febrero 2019 04:10:00
En Sacramento era un secreto
Se sabía, en Sacramento era un secreto a voces que Juan Antonio Velasco saqueó las arcas municipales cuando fue Alcalde.

La gente hablaba de los miles de pesos que sacó de la Tesorería para apoyar a su nuera Silvia Ovalle para que ganara la alcaldía.

De todo eso se hablaba en el pueblo, pero nadie tenía la evidencia, hasta que la soltaron y ahora es lo que se habla.

La administración de Velasco fue de las peores en Sacramento.

Pero de todo lo que se sabía en el municipio, para los altos mandos en el Estado eran sólo rumores y tan es así que hasta lo premiaron con una subsecretaría.

El video que está circulando en redes sociales da cuenta sólo de un caso de corrupción del flamante funcionario estatal.

Y todo eso es parte de las causas por las que el PRI perdió la alcaldía.

**********

Si el caso llega a oídos de Rodrigo Fuentes lo más seguro es que tenga el mismo discurso de que en el PRI no se solapan irregularidades y que cada quién responda por sus actos.

El caso que nos ocupa, el de Juan Antonio Velasco, fue cuando éste era alcalde de Sacramento.

Hoy es funcionario estatal, lo peor que pueden hacer en el PRI es decir que fue hace ya más de dos años del caso de que lo acusan fue hace varios años y ya prescribió.

**********

Jesús de León Tello seguirá despachando como dirigente estatal del PAN, hasta que el Tribunal Electoral lo decida.

Y podrá dar declaraciones, hacer juntas de planeación, pero la militancia está al pendiente de que suelte las convocatorias para la renovación de los comités municipales.

De León lo puede hacer y podrán hacerse los procesos internos, pero en el supuesto de que el TEE falle en contra de Chuy nada de lo que haga tendrá validez.

**********

Es un hecho, estamos ante una sociedad que relega a la experiencia.

La experiencia fue relegada y arrinconada en el sexenio de Enrique Peña Nieto a nivel federal, y en muchos gobiernos estatales emanados de la égida peñista.

Ser viejo era motivo de insulto o burla, por lo menos.

Ser joven era lo del momento, era tener un bono de aceptación…

El mundo es de los jóvenes, hasta que los jóvenes se fueron de parranda en vez de los controles y todo acabó.

Pues bien, Andrés Manuel López Obrador revierte el método y su gabinete es un gabinete de viejos, o mejor dicho, un gabinete con pura gente experimentada.

Un hombre de más de 80 es el encargado de llevar a cabo las consultas populares que llevan López Obrador a tomar decisiones tan controvertidas como cancelar el aeropuerto.

Un hombre de 81 años es el encargado de llevar a cabo las políticas de Comunicaciones y Transportes en un sexenio apremiado por soluciones modernas en el gran tema de la movilidad.

Un joven de 63 años es el jefe de las finanzas.

Otro de más de 80 dirige los destinos de la Comisión Federal de Electricidad.

Criticar ahora al nuevo gobierno federal por colocar a los hombres y mujeres grandes en los controles es tomar el riesgo de señalamiento de que nada nos gusta.

La realidad es que en este viraje cometemos el mismo error que cometieron los otros, solo que a la inversa.

Si con Peña Nieto y amigos los viejos no cabían; con el Peje y amigos, los jóvenes están proscritos.

En la política y el estilo de los extremos, en ambas puntas estamos bien fregados.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2