×
Norma Alvarado
Norma Alvarado
ver +
Lic. Norma V. Alvarado Martínez / [email protected] / Twitter: @NORMAVALVARADO / Facebook: Norma Alvarado. / Estudio Ciencias de la Comunicacion, es catedratica en la Universidad Autonoma del Noreste y en la Universidad Vizcaya de las Americas.

" Comentar Imprimir
25 Junio 2017 04:00:00
¡Enamórate de ti!
Todooooos, mexicanos, africanos, estadounidenses, colombianos, franceses, alemanes… sin excepción tenemos una cosa en común: Las emociones, como seres humanos son parte esencial de nuestra existencia. Desafortunadamente dejamos que nuestras emociones nos controlen. Si queremos vivir con pasión, con alegría y tener felicidad, entonces es necesario aprender a dominar nuestras emociones, no tener miedo de ellas, por ejemplo, todos nos ponemos nerviosos cuando decimos o nos dicen: “TE AMO” o nos asustamos cuando nos dan la noticia de que nosotros o un familiar padece alguna enfermedad.

Lo que debemos hacer es aprender a celebrar nuestras emociones y utilizarlas en favor de nosotros y de la humanidad. Empezar por identificarlas y aplicarlas en pro de nosotros mismos. ¿Si nosotros no nos queremos, cómo vamos a poder querer a otros? Esto es obvio, pero en ocasiones lo más obvio es lo que menos se identifica. (Dices que me quieres, que me adoras y… ¿No dejas de fumar?)
La vida es tan corta que no debemos desperdiciarla con cosas que no aportan un plus a nuestra existencia. Todo lo que realizamos debe hacerse con pasión, con el corazón, con amor y creer que si de verdad queremos tener un impacto en el mundo, debemos de dejar de ser víctimas. Estas son algunas de las frases favoritas de estas personas: ¿Oh, por qué me pasa esto? ¡Pobre de mí! ¿Por qué a mí?
Esa mentalidad de víctima es la que nos esclaviza, es pensar que todo está fuera de nuestro control y que nada podemos hacer para cambiar las cosas. Por ejemplo, si nos va mal en la vida… es por culpa de nuestra madre, del padre, del maestro, del Gobierno, de Dios, de la evolución. ¡Esto no es verdad! Todo tiene una razón de ser, lo que siembras es lo que cosecharás.

Existe una alternativa, dejar de ser esclavos y pensar positivamente, dejar de quejarnos, dejar de tenernos lastima y afrontar la realidad. No importan los hechos de nuestra vida, sino como los interpretamos, como escogemos vivir, tenemos la opción en nuestras manos.

Podemos pasar la vida teniéndonos lástima y renegando de todo, sintiéndonos mal, siendo víctimas. Si cambiamos nuestra forma de pensar y vemos las situaciones difíciles como un regalo… nos hará más fuertes, no tendremos límites ni fronteras para vivir.

Buscar ese regalo es la clave. Debemos amar nuestras vidas, quizá con dolor, con incertidumbre, pero amar todo lo que nos rodea, así como somos, ni más ni menos.

El dolor es inevitable, nos toca a todos, el sufrimiento es opcional. Todos somos frágiles, todos tenemos fracturas o altibajos: En el negocio, salud, matrimonio, con los hijos, con nuestros padres, con los amigos, pero si al fragmentarse pensamos: ¿Oh, por qué a mí? ¿Por qué siempre me pasan estas cosas? Estamos eligiendo ser víctimas. Hoy tenemos la opción de pensar como vencedores, de interpretar los hechos a nuestro favor.

Nadie tiene mejor vida que la que está viviendo, nadie tiene más o menos que los demás, nadie tiene mejor cuerpo que el que tiene, o mejores padres, solo tiene cosas diferentes y la forma en que interpreta esas diferencias. La forma en que interpretemos las circunstancias será lo que decida el futuro de nuestra vida y la vida de las personas con las que nos relacionamos.

¡Deja de ser las vÍctima de tu propia película, traspasa las fronteras y afronta tu realidad! ¡Sé feliz con lo que el ser supremo te dio! Olvida el pasado, no te preocupes por el futuro y vive como nunca el presente. ¡Empieza enamorándote de ti! ¡Les deseo el mejor domingo! ¡Abrazote de oso!
¡Enamórate de ti!

E-mail: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Twitter : @NORMAVALVARADO
Facebook: Norma Alvarado
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2