×
Lariza Montiel
Lariza Montiel
ver +

" Comentar Imprimir
07 Enero 2018 04:00:00
¡¡Enfermeras y enfermeros: GRACIAS por cuidarnos!!
En nuestro país, el 6 de enero se festeja a las y los enfermeros, como una muestra de gratitud que, oficialmente, nos permite expresar que su función es un gran regalo de los Reyes Magos.

Así es!! Desde 1931 se instituyó el día 6 de enero para su festejo pensando en que ese regalo era para los pacientes, pero creo que todos coincidirán en que sus dedicación beneficia a todos los que estamos alrededor de alguien que necesita el cuidado especial de un enfermero o enfermera.

La enfermería en México puede tener el grado de profesión, técnica o auxiliar, dependiendo de la oferta educativa existente. En Coahuila somos afortunados, somos uno de los pocos estados que cuenta con el número de enfermeras promedio recomendado por la Organización Panamericana de la Salud, de 4 a 5 enfermeras por cada 100 habitantes.

Es por ello que, de acuerdo a cifras oficiales del INEGI, en nuestro país se encuentran identificadas casi medio millón de personas dedicadas a la enfermería.

Cabe destacar además que en mucho contribuye el hecho de que las y los enfermeros son altamente respetados por la sociedad, después de los bomberos, son el oficio con mayor reconocimiento de los ciudadanos.

Y cómo podría ser diferente si cualquiera que haya tenido directamente o para algún familiar, la necesidad de ser sometido a algún tratamiento médico que implique el cuidado de una enfermera o enfermero, no puede sino reconocer la trascendencia de esta labor.

Efectivamente, hay muchas veces que afirmamos que nadie puede cuidar mejor a un enfermo que su familia, sin embargo eso no es absolutamente cierto. Los mejores cuidados son los de alguien profesional.

Por supuesto que siempre, el cariño y la cercanía de un familiar es necesaria para la más fácil recuperación anímica de un paciente, cuando se trata de enfermedades crónicas pues es también un aliciente que brinda fortaleza a quien la sufre. Sin embargo, si de tener certeza de que su cuidado va a ser el que se requiere, no hay como recurrir frente a una enfermera o enfermero.

Todos sabemos que el responsable del diagnóstico de enfermedades y de prescribir medicamentos apropiados que nos sanen son los médicos. Pero de igual forma sabemos que quienes brindan el buen trato, la atención y la orientación de cómo sobrellevar una enfermedad es más bien obra de los y las enfermeras.

Las y los enfermeros pueden realizar desde una curación, aplicar y dar seguimiento a las tomas del medicamento, pero sobre todo escuchan a pacientes y familiares y nos orientan sobre lo que podemos y debemos hacer para que las condiciones de mejoría en la salud y bienestar del entorno se alcancen.

Particularmente quiero agradecer todo el apoyo recibido de las personas que atienden y cuidan de mi madre, quien por razones que solo Dios conoce requiere atención especial, pues han sido verdaderos ángeles para mi familia brindándonos la seguridad de que su atención está garantizada.

Probablemente no todos los lectores habrán pasado por una situación de necesidad de intervención de una enfermera o enfermero en su primer círculo, no es mi deseo de que así suceda, lo que sí deseo es que si así fuera su experiencia sea tan buena como la mía.

Tengo el gusto de conocer y tener amistad con muchas personas que se dedican al cuidado de la salud, y la fortuna de confirmar en cada una de ellas la pasión y el empeño que imprimen a su labor, es por ello que con motivo del festejo de su día, aprovecho estas líneas para darles las GRACIAS y compartir con mis lectores la importancia de reconocer su entrega, profesionalismo y el amor que brindan a sus pacientes!

¡¡Feliz Día de las Enfermeras y enfermeros!!!

Fb Diputada Lariza Montiel
@LarizaMontiel
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2