×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: [email protected]

" Comentar Imprimir
01 Septiembre 2018 04:00:00
Ensayando
Escribir ensayos en la secundaria es un acontecimiento vanguardista, moderno e incluso temerario. La mayor hazaña para los escolapios del pasado como yo, era escribir un cuento cuyo inicio solía ser: “Había una vez un niño que no le hacía caso a su mamá”.

Los niños que no le hacían caso a su mamá eran siempre un excelente tema para los cuentos, pues les venía toda clase de fatalidades, como perderse sin encontrar el camino de vuelta a casa, ser robados por un mal hombre que los obligaba a trabajar o, incluso peor, caer en una escuela para niños malos en donde se estudiaba mañana, tarde y noche.

Ahora los chicos de la secundaria escriben ensayos desde segundo grado, corroboran su capacidad para lograrlo cuando son promovido a tercero y repiten la hazaña pero ahora con temas más complejos. Cuando digo complejos a los profesores se nos vienen a la mente asuntos como las drogas, enfermedades de transmisión sexual, alcoholismo o incluso embarazo en adolescentes.

Resulta, sin embargo, que la pretenciosa intención de quienes diseñan los programas educativos en México no previeron que nuestros muchachos están más interesados que ellos en abordar, argumentar y concluir cosas, mas no las que estaban previstas.

Un tema común en la escuela secundaria, si lo dejamos a elección de los alumnos, es el porqué un superhéroe no mató al enemigo si en la escena 435 claramente lo rozó con sus superpoderes. Otro más podría ser referente a las probabilidades de ganar dinero vendiendo bonos electrónicos desde una aplicación disponible para adolescentes.

Bueno, si ya apostamos por la inteligencia de los muchachos -cosa muy excelente- ahora debemos ofrecerles libertad para ejercerla, aunque la escuela en letras y la realidad escolar no van siempre de la mano. ¿Qué le parecería si un muchacho desea escribir sobre la música que los alemanes estaban obligados a escuchar durante el régimen de Hitler y su maestra lo obliga a hablar sobre los indios que poblaron el territorio? La causa es que la profesora ni domina el tema ni está dispuesta a aprenderlo; la consecuencia es frustración y desánimo de una buena iniciativa.

En resumen, si a la escuela le da miedo la libertad, entonces sigamos ensayando a escribir sobre el niño que desobedeció a su mamá.

(.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo))
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2