×
Alejandro Irigoyen Ponce
Alejandro Irigoyen Ponce
ver +

" Comentar Imprimir
27 Octubre 2020 04:07:00
Entre amenazas e insultos, un ¡ya basta!
Escuchar Nota
Esto es la crónica de una ruptura anunciada. En un contexto donde no hay espacio para el diálogo, la negociación, los argumentos; donde priva el insulto y la descalificación, pues no podía pasar otra cosa.

Resulta que para el Presidente López Obrador, los fideicomisos son fuente de corrupción, y por eso elimina más de 100 y dice que se ahorra 68 mil millones de pesos… y además, insiste en apretar aún más y por ello plantea recortes extra por 115 mil millones de pesos en recursos federales para estados y municipios.

Ante esto, los 10 gobernadores de la Alianza Federalista encaran al Mandatario federal y le mandan mensajes en un tono que no deja lugar a duda, y cito, por ejemplo, lo que dice el Gobernador de Coahuila: “Le pedimos al Presidente de la República que asuma una visión de Estado… no vamos a permitir el abuso… estamos preparados para emprender la batalla legal y política, entonces nuestra lucha podrá ser el inicio del rompimiento del pacto federal con graves consecuencias para el país”.

Y otra frase que confirma que lo que presenciamos en un enérgico “ya basta” con signos evidentes de ruptura, la del líder cetemista estatal: “México no puede caminar por la polarización, en México no se puede gobernar con rencor, se está utilizando el Gobierno para cobrar facturas que no debemos”.

Vaya pues. Sufrimos una severa crisis de violencia e inseguridad; estamos inmersos en la peor crisis sanitaria de la historia. Asoma la más severa crisis económica de la que tengamos registro y, ahora, navegamos en las turbulentas aguas de una crisis política y de gobernabilidad”. Sí, el Presidente apretó tanto que la situación tronó.

Pareciera que hay personajes en la cúpula del poder decididos a destruir al país desde sus cimientos, tal vez con la idea de reconstruirlo con nuevas bases. El problema es que a este ritmo y con estas formas, tal vez no quede nada y nadie que ayude a esa imaginaria reconstrucción.
Imprimir
COMENTARIOS