×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
07 Septiembre 2018 04:00:00
Entre corridas y otros delitos
En la apertura del Segundo Periodo Ordinario del Congreso local, la legisladora de Morena propuso una modificación a la Ley de Protección y Trato Digno a los Animales para el Estado de Coahuila. Con dicha propuesta intenta que Coahuila vuelva a permitir las corridas de toros, el Congreso tuvo una sesión bastante larga y debatida.

Por otro lado, en el juicio que se le sigue al sacerdote Juan Manuel Riojas, conocido como “El Padre Meño”, y que inició en 2017, se ordenó que el mismo se destrabara y siguiera su curso, por tal motivo se ha señalado el próximo lunes 10 de septiembre como la fecha en que deberá celebrarse la audiencia de juicio oral. De darse los elementos necesarios para el desahogo del total de las pruebas ofrecidas por las partes, probablemente ese mismo día sabremos sobre la culpabilidad o inocencia del exrector del seminario de Piedras Negras, a quien se le acusa de diversos delitos sexuales en contra de por lo menos dos menores de edad.

De igual forma, el próximo 20 de septiembre, en un Juzgado penal de Saltillo, se decidirá si Enrique Busquets Casanova, homicida del niño Carlos Armando Muñoz Valdés, de 11 años, en enero del 99, en Torreón, alcanza o no el beneficio de la liberación anticipada por virtud de su buen comportamiento en prisión, lo anterior, luego de haber purgado sólo 13 de los 20 años de encierro a los que fue condenado.

Debemos recordar que Enrique Busquets fue acusado también de distribuir pornografía infantil, así como de pedofilia. Además, se pudo establecer desde aquel tiempo, que el delincuente sostenía relaciones con otros pederastas y que por medio de él se conectaba a Coahuila con una red nacional dedicada a la trata de niños.

Aunado a lo anterior, en febrero pasado, el mismo fiscal ministerial, Norberto Ontiveros Leza, anunció sobre la existencia de cuatro denuncias formales en contra de 11 sacerdotes de Coahuila. En aquella ocasión dijo que en dichas denuncias, los quejosos revelaron que hay por lo menos otras 11 personas que corrieron con la misma mala suerte a manos de curas católicos y que según los acusadores, los delitos se habrían cometido en el seminario.

El funcionario también dijo, que la dependencia estaba dando seguimiento a la carpeta de investigación de forma oportuna y que, incluso, se tenían las pruebas suficientes para solicitar medidas cautelares a un juez, para que mantuviera controlados o en prisión a los inculpados; sin embargo, desde entonces ya nada se ha dicho de estos casos, por lo que en consecuencia y gracias a la inacción de la autoridad, días después se supo que cinco de estos 11 curas indagados por esa fiscalía habían huido del estado, y que otros tres aún se encuentran oficiando misas.

Es evidente que Coahuila no escapa de esta horrible práctica, y que los niños coahuilenses se encuentran expósitos a sufrir un atentado de este tipo, ya sea en la iglesia, en la escuela o en la calle, lo que se agrava si tomamos en cuenta que hasta hoy Coahuila forma parte de un grupo de 25 estados del país que se resisten a homologar su código penal local con el ordenamiento federal en la materia, concretamente a los delitos sexuales contra menores.

Absurdo se está viendo nuestro Congreso local, que se dedica a discutir cuestiones tan frívolas como las corridas de toros, a pesar de la urgencia de realizar estas adecuaciones.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2