×
Silvia Guadalupe Garza Galván
Silvia Guadalupe Garza Galván
ver +
Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván
Partido Acción Nacional
Primera Senadora de Mayoría Relativa en la historia de Coahuila

Nació en Monclova, Coahuila. Es Licenciada en Biología por la Universidad Autónoma de Nuevo León (1984) y actualmente es Senadora de la República representante del Estado de Coahuila en la LXII y LXIII Legislatura (2012-2018).

COMISIONES EN EL SENADO:

• Comisión Especial de Cambio Climático, (Presidenta).
• Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales, (Secretaria).
• Comisión de Recursos Hidráulicos, (Secretaria).
• Comisión de Agricultura y Ganadería, (Integrante).
• Comisión de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico, (Integrante).
• Coordinadora de Globe México.
• Parlamento Latinoamericano de las comisiones de Medio Ambiente y Turismo.

RESPONSABILIDADES ANTERIORES

• Delegada Estatal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente PROFEPA (2008–2011)
• Diputada del H. Congreso de Coahuila de Zaragoza, en la LVII Legislatura (2006–2009).
• Subdelegada de PROFEPA (2005)∫
• Directora de Ecología, Parques y Jardines y Fomento Agropecuario de la Presidencia Municipal de Monclova, Coahuila (1997-1999)
• Miembro del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable-Región Noreste de la SEMARNAT.
• Coordinadora region centro del Edo de la SEMARNAT (2003-2004)

Otras Actividades

• Miembro de la Comision Permanente del CEN del PAN (Comité Ejecutivo Nacional)
• Consejera Nacional PAN
• Vicecoordinadora Administrativa del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en el Senado de la República.
• Miembro Honorario del Colegio Mexicano de Biólogos A.C.

Ubicación en el Senado: Av. Paseo de la Reforma 135, Hemiciclo Piso 05 Oficina 32, Colonia Tabacalera . Cp. 06030, Delegación Cuauhtémoc, México D. F.
Teléfono: 53-45-30-00 Ext.: 3337, 3446
Correo Electrónico: [email protected]
Facebook: Silvia Garza Twitter: @Silvia_Garza Instagram: silvia_garzag

" Comentar Imprimir
12 Noviembre 2017 04:00:00
Equidad de género en las negociaciones del cambio climático
Como les compartí en mi columna de la semana pasada, actualmente me encuentro en Bonn, Alemania, participando en la Vigésimo Tercera Conferencia de las Partes (COP 23) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Alrededor de 19 mil personas, provenientes de 196 países, nos hemos reunido para contribuir con nuestro granito de arena en la lucha contra el cambio climático. De entre los diversos temas de negociación, quisiera destacar el de Género y Cambio Climático, cuyo análisis se realiza bajo el punto 16 de la Agenda de la COP 23.

Como es sabido, las mujeres somos un grupo de la población especialmente vulnerable a los efectos del cambio climático. Para ejemplificar lo anterior basta citar el reporte Género, Cambio Climático y Salud, publicado en 2016 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y en el cual se señala que los ciclones que afectaron a Bangladesh en 1991 cobraron la vida de 140 mil personas, 90% de las cuales eran mujeres.

Asimismo, en 2008 el ciclón “Nargis” impactó a Myanmar, con un saldo de 130 mil personas que perdieron la vida o desaparecieron, 61% eran mujeres.

Esto se explica, entre otras razones, por el hecho de que hay un mayor número de mujeres que de hombres que están confinadas en sus casas, cuidando de los niños y los objetos de valor. Incluso en caso de alerta, muchas mujeres pierden la vida esperando a que sus familiares regresen a casa para ir juntos a un lugar seguro.

La OMS también indica que en la mayoría de los países en desarrollo las mujeres se encargan de almacenar y distribuir el agua. Los largos viajes a pie hasta los pozos cercanos, cargando pesados recipientes, no sólo produce agotamiento en la mujer y daña sus huesos, sino que además tiene un costo en términos de oportunidad, pues podrían emplear ese tiempo productivamente yendo a la escuela o a trabajar.

Como fruto de las negociaciones bajo la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, los países han impulsado las siguientes acciones: a) Promover las candidaturas de mujeres cuando se presentan vacantes en los órganos de la Convención, b) Preparar un informe anual sobre el balance de género en las actividades de la Convención, c) Organizar actividades de formación y fomento de capacidades para mujeres, d) Organizar talleres sobre las políticas climáticas vinculadas a cuestiones de género, centrados especialmente en adaptación, e) Recopilar y publicar ejemplos de buenas prácticas en las políticas y los programas de mitigación, adaptación y transferencia de tecnología en temas vinculados al género, f) Abrir una plaza en el Secretariado de la Convención para que una funcionaria de alto nivel se ocupe de los temas de género (la contratación para cubrir este puesto se encuentra en curso).

En línea con estos esfuerzos, el martes 14 de noviembre se celebrará en Bonn el Día de Género, cuyo objetivo es crear conciencia sobre la importancia de las acciones que desarrollan las mujeres contra el cambio climático. En este evento se compartirán experiencias entre los sectores de gobierno, privado, académico y de la sociedad civil, sobre proyectos concretos que puedan empoderar a las mujeres y disminuir su vulnerabilidad ante el cambio climático.

No obstante, la equidad de género todavía está lejos de alcanzarse. Según un estudio de la organización Carbon Brief, basado en las listas oficiales de asistentes de la COP 23, en promedio las delegaciones gubernamentales han enviado a esta COP un 62% de delegados y un 38% de delegadas.

Cabe recordar que en 2015 la Organización de las Naciones Unidas adoptó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la cual incluye como Objetivo 5: “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”.

A ello se suma que en el Acuerdo de París, México se comprometió a que sus políticas y acciones en materia de cambio climático deberían contener una perspectiva general de derechos humanos y género para asegurar que las medidas a implementar consideren a las mujeres como tomadoras de decisiones importantes en relación al consumo energético. Además, dichas políticas y acciones deberían hacen hincapié en la necesidad de que en su ejecución, no se exacerben los impactos del cambio climático que ya de por sí tienen impactos adversos en mujeres en mayor proporción.

De este modo, a través de la Agenda 2030, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París, nuestro país se ha comprometido a fortalecer la protección y defensa de los derechos de las mujeres, creando un marco coherente entre los diversos instrumentos internacionales y su implementación en México.

Nos leemos la próxima semana.

¡Muchas gracias!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2