×
Silvia Guadalupe Garza Galván
Silvia Guadalupe Garza Galván
ver +
Diputada Federal, Silvia Guadalupe Garza Galván
Partido Acción Nacional
Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Es miembro honorario del Colegio de Biólogos de México. A nivel local ha ejercido diversos cargos, entre ellos el de Directora de Ecología, Parques y Jardines y Fomento Agropecuario del Municipio de Monclova, Coahuila (1997-1999), su ciudad natal. Asimismo, fue Delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (2008-2011) en Coahuila, en donde sus principales acciones se concentraron en controlar la tala forestal clandestina en las sierras de Coahuila; conservar las Áreas Naturales Protegidas así como la fauna endémica y exótica; inspeccionar y sancionar a las industrias; verificar los residuos peligrosos y especiales y hacer un inventario de los pasivos ambientales del Estado. Inició su trayectoria legislativa en el H. Congreso de Coahuila de Zaragoza, fungiendo como Diputada en la LVII Legislatura (2006–2009), en cuya oportunidad participó en las Comisiones de Medio Ambiente, Equidad de Género, Energía y Minas y presidió la Comisión del Agua. Como resultado de su actividad legislativa se impulsó una nueva Ley del Agua, la Ley de Protección a la Maternidad, así como reformas a diversos artículos del Código Penal. A nivel federal se desempeñó como Miembro del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable-Región Noreste y Región Centro de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2003-2004), y ocupó el cargo de Senadora de la República en las LXII y LXIII Legislaturas (2012-2018), siendo la primera Senadora en la historia de Coahuila en haber sido electa por el principio de mayoría. En tal carácter se desempeñó como Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático y Secretaria de las Comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Recursos Hidráulicos, así como de Derechos Humanos, colaborando como integrante de la Comisión de Agricultura y Ganadería, y del Parlamento Latinoamericano en las Comisiones de Medio Ambiente y Turismo. Asimismo, ha sido Consejera Nacional del Partido Acción Nacional, Miembro de la Comisión Permanente de su Comité Ejecutivo Nacional, así como Coordinadora Nacional de Desarrollo Sustentable, y Coordinadora de Medio Ambiente de la Coalición Por México al Frente. Actualmente es Diputada Federal en la LXIV Legislatura, responsabilidad desde la que continúa trabajando por el bienestar de las y los mexicanos. Dirección: Cámara de Diputados, Oficina 64, Edificio H, Piso 2, Avenida Congreso de la Unión 66, Colonia El Parque, Delegación Venustiano Carranza, C.P. 15960, Ciudad de México, 50-36-00-00, ext. 59866. Página web: https://silviagarza.com.mx/ Correo: [email protected] Facebook: Silvia Garza Diputada, Twitter: @Silvia_Diputada, Instagram: @Silvia_Diputada

" Comentar Imprimir
09 Junio 2019 03:59:00
Erradiquemos la desigualdad
La semana pasada tuve el gusto de asistir a un evento convocado por el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, en el cual especialistas nacionales y extranjeros analizaron la implementación de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) adoptados por Naciones Unidas en 2015.

En este marco, fue muy grato escuchar las propuestas de la dra. Sakiko Fukuda Parr, directora del Programa Studley de Graduados en Asuntos Internacionales, perteneciente a The New School, en Nueva York, y una de las expertas que colaboraron con Naciones Unidas en el diseño de los ODS.

La dra. Fukuda hizo referencia a cómo la adecuada implementación de los ODS permitiría defender los intereses de los países en desarrollo, particularmente en los temas de pobreza y desigualdad, derechos humanos, prevención de conflictos y uso de tecnologías.

En materia de desigualdad es evidente que ningún país ha podido superar la brecha entre ricos y pobres. Por el contrario, esta brecha continua creciendo de manera muy importante, basta recordar que el 10% más rico de la población se queda hasta con el 40% del ingreso mundial, mientras que el 10% más pobre obtiene solamente entre el 2 y el 7% de dicho ingreso.

Para frenar estas disparidades, la dra. Fukuda propone “adoptar políticas que brinden opciones productivas para las personas de bajos ingresos, independientemente de su género, raza o etnia. Es decir, debemos fomentar una cultura que premie la innovación y el esfuerzo, y no la clase social ni las conexiones políticas de las personas”.

Ejemplos de esta desigualdad hay muchos. Es el caso de las mujeres que, en promedio, ocupan el doble de tiempo en el trabajo doméstico no remunerado que los hombres, o bien, los grupos indígenas que por la falta de acceso a energía eléctrica y agua potable en sus comunidades carecen de hospitales y escuelas que funcionen en óptimas condiciones.

En tal sentido, la dra. Fukuda señala que “la igualdad de acceso a las capacidades y oportunidades se vuelve especialmente importante en el contexto de la revolución tecnológica que actualmente vivimos, incluido el uso masivo de internet. Asimismo, la igualdad fortalece las democracias, que son las que proveen las herramientas para el cambio tecnológico, la estabilidad económica y el cuidado del medio ambiente”.

Cabe citar que en marzo pasado se estableció en el Palacio de Minería de la UNAM la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (Red SDSN México), la cual tiene como objetivo movilizar acciones hacia el cumplimiento de los ODS a través de alianzas entre academia, Gobierno, empresas y organizaciones sociales.

En esa ocasión el sr. Jeffrey Sachs, asesor del secretario general de Naciones Unidas, puntualizó que: “México es un país que basa su economía en el petróleo, pero es también una nación con un gran potencial de exposición a la energía solar, podría enverdecer su economía fácilmente, pero ha optado por no hacerlo y en el camino se ha conducido a mayores desventajas sociales asociadas con más contaminación, más cambio climático y muchos gastos extra en muchos sentidos”.

En esta misma línea señaló que “respecto a las energías renovables México también está muy por debajo del ideal, con un potencial enorme, pero poca o nula voluntad para aprovecharlo, por ejemplo, China ha presentado una gran propuesta que trata sobre la transferencia de energías renovables, esto a través de grandes y eficientes líneas de transmisión a nivel global, esto en el entendido de que en algún lugar del mundo hay sol, o viento y podría ser transferida en esta gran red de energías limpias, es decir, invertir en la creatividad y la innovación y en ello México, con su gran potencial, podría ser un referente mundial”

El sr. Sachs también destacó que “México debería ser un titán de la innovación, pero actualmente solo se destina el 0.5% del PIB a la investigación, en ese contexto México no podrá superar sus grandes brechas de desigualdad”.

En el contexto nacional, la dra. Leticia Merino del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM señaló que: “en 2002 la riqueza de los cuatro mexicanos más acaudalados representaba el 2% del Producto Interno Bruto (PIB) y en 2018 fue equivalente al 10% del PIB. De seguir esta tendencia, tomará más de 120 años emparejar la brecha de salarios entre ricos y pobres en México”.

Como podemos observar, expertos nacionales e internacionales han dado la voz de alerta sobre las consecuencias de la desigualdad en el mundo y cómo, desde su perspectiva, esta falta de oportunidades para los sectores más vulnerables puede afectar el crecimiento sostenible.

México debe centrar su atención y recursos en políticas que vayan más allá de los colores y filiaciones partidistas. Es nuestro deber brindar opciones productivas a los grupos vulnerables, asegurando que el crecimiento de México sea incluyente.

Nos leemos la próxima semana. ¡Muchas gracias!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2