×
Umbral Empresarial
Umbral Empresarial
ver +

" Comentar Imprimir
25 Mayo 2015 04:00:14
Especuladores del desarrollo
Por: Gabriel Martínez García
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Columnas atrás criticaba en este espacio a los capitalistas saltillenses que en lugar de poner su dinero a trabajar y a generar empleos, prefieren tenerlo guardado. Hoy nos ocuparemos de los especuladores de terrenos que prefieren mantenerlos inactivos, esperando que el desarrollo contiguo y de la zona incremente su plusvalía.  

Y no son muchos esos oportunistas del desarrollo, no pasan de una decena esos millonarios que pese a sus cuantiosas fortunas, son incapaces de invertir unos cuantos miles de pesos para limpiar, bardar y construir banquetas en sus extensas propiedades, ni siquiera para cercarlas, y aunque usted no lo crea, fueron los primeros en protestar cuando se actualizaron los valores catastrales para el pago del impuesto predial. 

A esos terratenientes no se les puede llamar empresarios, porque empresarios son quienes crean empresas, quienes arriesgan sus capitales en un proyecto que genera empleos y movimiento económico, que a su vez provocan un impacto positivo en muchísimas familias conforme se da su crecimiento.  

Ellos, los especuladores, están ansiosos de que lleguen a tocar a sus puertas inversionistas foráneos que sí creen en el desarrollo de Saltillo, y con ellos lucrar y vender en muchos dólares el metro cuadrado, cuando es gente que viene a apostarle a nuestra zona, que hoy por hoy se ha convertido en un polo de desarrollo que ofrece una amplia gama de oportunidades. 

Usted que vive al norte de Saltillo puede ver las grandes extensiones de terreno que prácticamente han impedido el crecimiento armónico de la ciudad y que por los inalcanzables precios en que son tasados por sus propietarios, los vuelven prohibitivos e inviables para cualquier proyecto comercial o inmobiliario. 

Pero en esa falta de compromiso con su ciudad y con su región, esos especuladores han tenido y siguen teniendo de cómplices a las autoridades municipales, que no les exigen que cumplan con la ley, lo que pone en riesgo a los ciudadanos que al transitar frente a esas grandes superficies ociosas, tienen que caminar por el arroyo de la calle o bien en medio del lodo y la maleza, porque esas propiedades no cuentan ni con las elementales banquetas. 

¿Hasta cuándo se les hará cumplir la ley a estos especuladores del desarrollo?


Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2