×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
07 Enero 2018 04:10:00
Esperanzas 2018
Mis queridos amigos lectores, bendito Dios que nos dejó brincar este año nuevo 2018 con grandes esperanzas, proyectos, salud y mucho amor, para que la prosperidad venga como añadidura.

Estoy entre azul y buenas noches, es decir entre lágrimas y risas, por un lado agradecida por tantas bendiciones empezando este bello año y con todas las pilas para que nos vaya mucho mejor, primero Dios, sin embargo, como cada comienzo de año, inevitablemente enero y febrero, empezamos asistiendo a velorios por fallecimientos de seres queridos que se nos adelantan en el camino.

Seguros estamos que nos llegará la hora en algún momento, por eso hay que vivir plenamente la vida, con gran alegría, con mucho amor amigos, como lo hizo hasta el 1 de enero mi muy querido don Santiago Elías Castro, “Don Chago” como le decíamos todos con gran respeto, admiración y cariño, ya que fue todo un personaje admirable, por su don de gentes, su porte, todo un caballero, gran creyente de Dios, cómo olvidar sus frases preferidas que utilizaba en todo momento: “Diosito por delante” y “Sin ningún problema”. ¡Ay don Chago!, parece que lo escucho, fue como otro papá para mí, cuán agradecida estoy con usted.

Sé que está ya gozando de la presencia de Dios, me daba siempre tanta tranquilidad, era mi jefe de oro, y él a mí me decía "mi Vero de oro". Cuántas anécdotas llevo en mi alma, unas de gran alegría, otras de mucha satisfacción por el trabajo realizado, ya que siempre estuvo al pie del cañón en todos los puestos al servicio de la ciudadanía y fue muy querido y respetado por todo aquel que llegó a conocerlo, imposibilitada para acudir a su último adiós, sirvan estas breves líneas que con mucho cariño y respeto le dedico, así mismo a su querida y entrañable familia.

Recuerdos imborrables llevo en mi corazón, enseñanzas sabias que llevaré a cabo, y repitiendo sus famosas frases.

Gran sentido del humor tenía, siempre de buenas y muy tranquilo, cuánto lo vamos a extrañar don Chago, su partida fue la de los hombres justos sin duda, junto a su familia, qué bendición.

Dice un pasaje de la Biblia, amigos, que hay que estar preparados siempre, tener nuestro quinqué con aceite para alumbrarnos el camino que lleva a Dios, es mi creencia y la de muchos que me leen, siempre con la esperanza de que hay una vida eterna al lado del Padre. Y qué bonito. ¿No creen? Va un abrazo muy sentido a la familia de don Chago, y a todos los amigos que lo apreciaban tanto como yo.

Nuevamente estos dolorosos acontecimientos e inevitables nos llevan a la reflexión de vivir plenos llenos de fe, de entusiasmo, dar el cien en todo cuanto hagamos, desde la trinchera que nos toque, trascender siempre, dejar un legado, algo positivo, ser ejemplo. Conforme van pasando los años, definitivamente la mayoría vamos atesorando las amistades verdaderas, a los padres, hermanos, familias y vamos dejando de lado lo superfluo.

Sigamos pues cosechando sonrisas este nuevo año, terminemos esos proyectos, atesoremos la salud, amigos, deseo que tengan fortaleza, mucha fe, amor y todas las esperanzas de que 2018 sea un gran año lleno de bendiciones, mente positiva recuerden siempre.

Un abrazo de esperanza para cada uno de ustedes, feliz y bendecido año, su amiga y terapeuta, Verónica, hasta la próxima y “Diosito por delante”.

Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2