×
Denise Maerker
Denise Maerker
ver +

" Comentar Imprimir
15 Agosto 2011 03:00:10
Está en nosotros… ¡Y qué viva el futbol!
El triunfo el pasado sábado de la Selección mexicana de futbol Sub 20 frente a la de Colombia, en un partido emocionante e intenso, y ante un rival que jugaba ante su público, nos hizo ver —como hace un mes la Sub 17—, la mejor cara de nuestros jóvenes y el resultado del esfuerzo, no sólo de los jugadores, sino de padres, entrenadores y equipos que, a través del futbol, le están dando una oportunidad a miles de jóvenes y haciendo su parte en la batalla contra los criminales. Porque esta guerra, o como se le quiera llamar, no se puede ganar —no solamente— con policías y en enfrentamientos armados. No hay ejército ni policía, por moderna y depurada que sea, que pueda por sí misma solucionar el problema que vivimos. Hay que evitar, día con día, que más jóvenes mexicanos opten por el camino de la violencia. Y hay gente que lo está haciendo.

Los autores de la propuesta de la UNAM para una política de Estado para la Seguridad y la Justicia en Democracia lo recordaron esta semana: “No se puede permitir que por falta de oportunidades lícitas el destino (de los jóvenes) sea la drogadicción y el crimen u otras opciones que no beneficien a su comunidad, a su familia y al país. (…) si no se les ofrecen oportunidades de realización personal a los jóvenes, los mismos seguirán en peligro de desarrollar actividades que no contribuyan a su desarrollo y al de sus comunidades…”.

Desde luego, como lo señala el documento de la UNAM, el Estado tiene la responsabilidad de apoyar los proyectos que ya existen y de generar otros muchos. Y es evidente que hasta ahora ha sido incomparable el esfuerzo, económico y humano, que ha hecho el Gobierno a favor de la policía y de la estrategia punitiva respecto de las políticas de prevención. Pero más allá del Estado hay que aplaudir a quienes sí lo están haciendo. Ayer en su discurso en la puerta de Los Pinos, Julián Le Barón dijo: “La responsabilidad de acabar con la violencia está en nosotros. Lo que nosotros no estemos dispuestos a hacer por nosotros, nadie lo hará… nos engañamos y es hasta un sueño e ilusión si creemos que la esperanza está en los políticos, en un mesías populista o un Quetzálcoatl que vendrá a salvarnos”. Tiene razón, la solución no puede venir exclusivamente del Estado. Regresando al futbol, no deja de ser sorprendente que sólo unos cuantos clubes de primera división inviertan seriamente en la formación de jugadores. Ahí están el Pachuca, el Atlas, las Chivas y los Pumas, dando el ejemplo, pero ¿y los demás?

Es increíble lo mucho que se puede hacer con muy poco. El jueves en Punto de Partida mostramos la historia de Rubén Vázquez, un chofer de transporte de personal que vive en la colonia Siglo 21, una de las más pobres de Ciudad Juárez y que, sin ayuda de nadie, en tres años ha logrado crear una liga de futbol en la que participan 32 equipos de hombres, mujeres y niños, y que ha modificado para bien la vida de las 5 mil personas que ahí viven. (http://www.youtube.com/user/PuntodePartidaMX)

A eso se refiere Le Barón en sus discursos y creo que debemos escucharlo.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2