×
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
09 Abril 2017 03:10:00
Esta semana falleció el italiano Giovanni Sartori
ESTA SEMANA FALLECIÓ EL ITALIANO Giovanni Sartori, uno de los principales estudiosos de las ciencias sociales y cuyos aportes son fundamentales para entender el funcionamiento y los principios de la democracia; sin pelos en la lengua cuestionó durante años la situación de la democracia mexicana.

LAS APORTACIONES DE SARTORI -SEGÚN comenta el doctor en ciencia política, José Fernández Santillán- fueron sustanciales para la creación y mejoramiento de instituciones de la democracia mexicana, como lo fue en su momento el IFE, ahora INE.

ENTRE SUS ANÁLISIS SEÑALABA LA necesidad de que México pase de tener un sistema presidencial autoritario a un sistema plural, en el que el sistema del Congreso sea más decisivo. Y más que contar con un sistema plural nuestro país debería desarrollar mecanismos que permitan crear mayorías estables en el Congreso para que la democracia no degenere en una partidocracia y en un sistema de mercadeo político secuestrado por grupos de interés.

DESAFORTUNADAMENTE, TANTO LOS POLÍTICOS COMO los ciudadanos, no supimos escuchar a Sartori y ahora padecemos una partidocracia que privilegia los intereses grupos cerrados que ejercen el poder para su beneficio particular y que por ningún motivo están dispuestos a soltarlo, sin importar el bienestar de la sociedad.

SARTORI CONSIDERABA QUE UNO DE los grandes peligros para la democracia es la corrupción, y sobre todo la compra de votos. Decía que la democracia se desvirtúa cuando los ciudadanos no votan con plena conciencia, sino que lo hacen por intereses particulares. Basta ver el actual proceso electoral en nuestro Estado para confirmarlo, donde todavía se ufanan en buscar el carro completo, un gobierno de mayorías en vez de un gobierno plural.

EN SU OBRA “EL HOMO videns” Sartori plantea cómo la televisión ha ido modificando la naturaleza de la comunicación humana, en la que las imágenes han ido sustituyendo a las palabras. Mientras las palabras son símbolos que deben entenderse -y desde luego interpretarse- las imágenes se ven y para verlas basta tener el sentido de la vista. Mientras la televisión produce imágenes, anula conceptos y atrofia nuestra capacidad de abstracción y con ella toda nuestra capacidad de entender.

RESULTA MUCHO MÁS SENCILLO Y cómodo sentarse a ver televisión que ponerse a leer. De hecho las nuevas generaciones aprenden primero a ver televisión que a hablar.

MIENTRAS QUE LA ESCRITURA, COMO noticia impresa, permitía el intercambio de opiniones entre los lectores, la televisión no permite esta aproximación. La imagen es ahora la portadora de la realidad -solo creo en lo que veo- y por lo tanto eso que veo es la verdad. El homo videns es aquel que sólo entiende lo que ve con sus ojos; si algo no puede ver, para él no existe.

SARTORI MANIFESTABA SU PREOCUPACIÓN DE cómo las elecciones se han convertido en una competencia donde son los candidatos, y no los programas de gobierno, los que se graban en la mente del elector. La televisión -y ahora las redes sociales- nos proponen personas en lugar de contenidos, donde el video-líder más que transmitir mensajes es el mensaje. El hecho de que la información y la educación política estén en manos de la televisión -y ahora también de las redes sociales- representa serios problemas para la democracia.

PARA ESTE PENSADOR ITALIANO LA difusión de encuestas, que pretenden retratar a esa desconocida llamada opinión pública, degenera en un gobierno de los sondeos. Sin embargo, éstos no constituyen un instrumento del poder de los ciudadanos, por el contrario, son una expresión del poder de los medios de comunicación sobre la gente.

DE TAL MANERA QUE LA consistencia de las opiniones expresadas estadísticamente es nula: Su argumentación es pobre y su profundidad inexistente. Es tal el margen que existe para provocar una respuesta, manipulando la pregunta, que la opinión que se recoge no es necesariamente la del encuestado, sino la que el encuestador busca. Y en ese caso quien gobierna no es el pueblo sino los medios de comunicación.

ASÍ, MEDIANTE LA MANIPULACIÓN DE encuestas y el reemplazo de las ideas por imágenes, en la lucha por el poder todo se vale con tal de alcanzarlo. Es el triunfo de la forma sobre el fondo, donde los ciudadanos hemos dejado de ser sujetos para convertirnos en meros objetos.

DECÍA SARTORI QUE A SU último libro, “La carrera hacia ningún lugar”, habría preferido titularlo “Del homo videns al homo cretinus” . En una entrevista realizada el año pasado, por el diario argentino La Nación, Sartori señalaba que la elección de Trump sería la consagración del homo cretinus. No se equivocó y eso que ya no alcanzó a ver el actual proceso electoral de aquí.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2