×
Federico Muller
Federico Muller
ver +

" Comentar Imprimir
17 Febrero 2017 03:00:00
Estabilidad de precios
En la caja de herramientas que manejan los bancos centrales del mundo se encuentran varios instrumentos de política monetaria y uno de ellos es la tasa de interés (costo del dinero) de referencia, la cual pueden manipular al arbitrio según sean las condiciones del entorno económico. Cuando se pretende controlar la inflación, la tasa de interés se incrementa, como sucedió recientemente con el Banco de México, que la ubicó en 6.25 por ciento.

En este artículo se comentan algunas desventajas y ventajas, al menos teóricas, de tomar esa medida unilateral en la economía. La primera tiene que ver con la disminución de la inversión, es decir, esta variable pierde dinamismo, los capitales prefieren aguardar un mejor momento para invertir porque las tasas de interés son elevadas y restan atractivo a apostar por los proyectos productivos. Generalmente el aumento de la inversión directa se asocia con incrementos en la ocupación de trabajadores, que tiene como efecto inmediato el crecimiento en la tasa de empleo, la cual también se verá afectada al aumentar el costo del dinero. El coctel se complementa cuando el Gobierno también deja de invertir en obra pública, especialmente en obras que generan gran cantidad de empleos, como construcción de puentes y carreteras, entre otras.

Otra variable que se ve desincentivada es el consumo de las personas, quienes tendrán menos oportunidades de gastar o invertir como lo hacían antes del incremento de las tasas de interés. Hay que recordar que al modificar Banxico la tasa de referencia, las tasas bancarias o tasas de interés activas de la economía también subirán, de ahí que el consumo personal vía tarjetas de crédito tenderá a frenarse porque el alto costo del crédito prácticamente lo hará inaccesible.

Traer dinero en el bolsillo representa para el agente económico un alto costo de oportunidad, le es más rentable depositarlo en las instituciones financieras. Los centros comerciales y tiendas departamentales serán los primeros afectados al ver sin cambios sus stocks de bienes suntuarios. La clientela en los restaurantes también disminuirá.  En otros términos, la política monetaria restrictiva pretende que la demanda agregada también disminuya, que la gente demande lo menos posible y que haya poco dinero en circulación para que los precios de los productos y servicios no se vean presionados y no suban: la oferta superará a la demanda. Con las medidas mencionadas anteriormente el dinamismo de las actividades se restringirá y la economía crecerá menos.

Algunas ventajas del incremento en las tasas de interés. Si bien es cierto un sector de la población se verá beneficiado por el aumento de las tasas, particularmente aquellas personas “rentistas” que tienen la posibilidad de “invertir” su dinero en los bancos comerciales; no obstante, ese pequeño grupo no influirá para reactivar el consumo total de la población, el cual permanecerá deprimido. Otra ventaja es que se puede lograr la estabilidad de los precios y así evitar que se incrementen en forma desproporcionada. Es una medida sin duda dolorosa, que quita oportunidades de crecimiento, a costa de frenar ese impuesto tan pernicioso que es la inflación.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2