×
Químico del Amor
Químico del Amor
ver +

" Comentar Imprimir
31 Julio 2017 04:00:00
Están separados pero, ¿se aman demasiado?
Esta pregunta es enviada por un amigo de Facebook. Hay parejas que discuten todo el tiempo, pero que se quieren mucho. En realidad desean estar juntos, pero compartir sus vidas es muy complicado.

Hay que revisar el plan de la naturaleza: él o ella necesita más hijos sanos y fuertes y no le interesa que tú seas feliz. Cuando dos personas se gustan mucho abundan los besos, las caricias, hacen el amor frecuentemente debido a que “hay mucha química”.

En un experimento, hombres con un sistema inmune diferente, es decir, que uno se enfermaba mucho del estómago, pero no de asma y otro de asma, pero no de gripa, etcétera, usaron una playera nueva por dos días. Después, eligieron a mujeres con sistemas inmunes diferentes para que las olieran y eligieran la camiseta que oliera mejor.

El resultado fue interesante: a las mujeres que no se enfermaban de gripa les gusto el olor de los hombres que sí lo hacían, y lo mismo para el resto de los padecimientos. Cuando uno suda se desprenden sustancias que produce el cuerpo llamadas feromonas.

El amor entra por los ojos, pero para que se quede tiene que entrar por la nariz. La atracción es física y química, y si se ve bien y huele bien, besar y hacer el amor con esa persona será muy placentero.

Las feromonas le ayudan a nuestro cuerpo a elegir a la pareja correcta para tener un hijo sano. En el experimento de las camisetas sudadas comprobaron que nos gusta el olor de la persona que se enferma de algo diferente, es decir, si te gusta mucho la persona, no puedes dejar de verla, se te antoja mucho besarla y ella a ti; la naturaleza los eligió para tener hijos.

De una atracción muy fuerte y la convivencia diaria se producen moléculas como la norepinefrina y dopamina, entre otras, las cuales producen sentimientos de enamoramiento. En este punto de la relación sientes que amas mucho a la persona, no puedes vivir sin ella, sus besos y caricias son una droga para ti. Sin embargo, hay tres elementos para que una relación funcione a largo plazo: según la teoría del doctor Sternberg o del “amor triangular”, la cual es la más acertada para los tiempos modernos, la pareja necesita pasión, amistad y
compromiso.

Las relaciones sexuales (pasión) resuelven 60 a 70% de los conflictos, es decir, que si quiero mucho a la persona, necesito la dopamina de sus besos y sus caricias para sentirme bien, por eso ignoro o tolero sus defectos ya que él/ella es mi fuente de las sustancias que me hacen sentir pasión.

Si discuten y se separan por un periodo prolongado y tienen relaciones con otras personas, estas sustancias no se producen en los mismos niveles, por lo tanto, no sienten tan bonito como con su expareja y regresan a buscar sus besos.

Sin embargo, los defectos siguen ahí. Algunos de ellos son incompatibles con las metas de una persona a largo plazo o su estilo de vida (compromiso). Por ejemplo: mi pareja no me puede dar el nivel de vida económico que necesito, uno de los dos quiere tener hijos y el otro no, uno es muy celoso o posesivo, etcétera. Esto es como ir en un viaje en auto y de pronto ambos quieren ir a lugares distintos, no encuentran un punto medio, no se ponen de acuerdo, esto genera malos entendidos que a la larga producen peleas intensas.

Se aman demasiado, pero no pueden estar juntos. Por mucho que se quieran el estilo de vida de ambos es tan distinto, la expectativa de compartir el mismo techo y la realidad es tan diferente, que no pueden hacer una vida en común.

Es complicado aceptarlo, pero el amor, aunque es lo más importante, no lo es todo en una pareja. La ciencia ha descubierto pistas para saber con qué persona puedes hacer una vida en común y de cuál mejor no te enamores. No todas las parejas que se aman están juntas y no todas las que están juntas se aman.

Ahora bien, si se aman mucho y tienen metas a largo plazo en común, se necesita reactivar la comunicación efectiva para resolver los conflictos sin humillaciones ni agresiones.

¿Quieres saber más? Facebook: el químico del amor. (En el muro encontrarás mucha información gratuita).

¿Tienes miedo de que tus hijas se embaracen? ¿Que su novio(a) sea destructivo, violento o adicto? ¿Que sufran por amor al punto de pensar en el suicidio? Asistan juntos a la conferencia El Amor es una Adicción, el 7 de septiembre; cupo limitado. Reserva al 844 1000 862.

¿Infidelidad? ¿Celos? ¿Discuten demasiado? ¿No puedes olvidar a tu ex? ¿Ya te cansaste de buscar el amor? ¡Tengo la solución! Separa tu cita.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2