×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
09 Abril 2020 04:07:00
Estancamiento
Escuchar Nota
“La economía de China se está paralizando, lo que genera tiempos inciertos para muchos países del mundo, que dependen de las inversiones chinas, los turistas y los productos chinos. Hace 15 o 20 años, China ya era conocida como la fábrica del mundo. China representa un tercio del comercio mundial. La cadena de suministro y abastecimiento ha sido interrumpida. La economía de Singapur, por ejemplo, está cayendo en recesión a medida que el número de turistas chinos cae hasta en 30 por ciento. La economía de Tailandia también está entrando en una recesión, y el sector manufacturero de Vietnam depende totalmente de una cadena de suministro bien engrasada de China. En enero sus exportaciones cayeron más de 17 por ciento. Pero algunos expertos creen que la amenaza se extiende mucho más allá de esta región, pues casi todos los países del mundo dependen de la producción de China. Occidente fabricaba más de 80% de todas sus drogas en el país, en los años 90. Ahora, solo 20% se hace a nivel nacional, mientras que 80% se hace en China.  https://financearmageddon.blogspot.com/2020/03/chinas-economy-is-crashing-bringing.html

Dependencia

“El mundo depende demasiado de China. Europa y EU especialmente. La economía global ha sido una burbuja. El virus es solo la aguja que pinchó la burbuja. La burbuja se llama flexibilización cuantitativa (QE, creación de ‘dinero’ sacado de la nada). Estos años 20 serán conocidos como la peor depresión de la historia. El dilema es salvar a la gente o salvar la economía. En este momento todos los países intentan salvar la economía, que es una batalla perdida. La palabra pandemia realmente significa mercados colapsados. Se trata de dinero y al carajo con nosotros. Cuando China caiga, hará que otros caigan también. ¡Esto es el coronacaos! La guerra comercial con EU dejó su economía en expansión al ritmo más lento en 30 años. China podría haber perdido 4 millones de empleos en 2019. Este año ya se está definiendo por el brote del coronavirus. Con gran parte del país bloqueado, el virus podría afectar hasta 42% de la economía de China. 

“La economía de China, que representa 15.8% de la economía mundial, está en problemas. Las restricciones de viaje y las cuarentenas forzadas siguen impidiendo que millones de personas regresen al trabajo. A las empresas y fábricas en al menos 24 provincias se les dijo que no reanudaran sus trabajos hasta el 10 de marzo como mínimo. Estos centros representan más de 80% del PIB de China y el 90% de sus exportaciones. Al mismo tiempo, se cancelaron miles de vuelos de más de 50 aerolíneas, ya que los gobiernos impusieron restricciones de viaje hacia y desde China. Los viajes nacionales en tren se desplomaron más de 75%, mientras que su industria turística está en picada, ya que los chinos se quedan en casa y los extranjeros evitan el país. Las consecuencias del virus esencialmente han aislado a la población más grande del mundo del resto del mundo, interrumpiendo el comercio mundial y las cadenas de suministro en el proceso. En estas semanas, la actividad de los barcos en los principales puertos de China cayó 20 por ciento. 


Petróleo

Los precios del petróleo han caído a medida que la demanda se debilita en China, el mayor importador mundial de petróleo crudo. Los fabricantes de automóviles de Nissan a Honda y los gigantes estadunidenses Apple y Nike tienen operaciones masivas en China. China ha sido el mayor exportador mundial durante más de una década. China está mucho más entrelazada con la economía mundial que nunca. Por esto la economía global, no solo China, sentirá el impacto del virus. Todo está hecho en China, incluso el virus, gracias a las corporaciones codiciosas. El brote volcó inesperadamente las operaciones comerciales normales en China y es probable que su impacto general en la economía se agudice en el corto plazo”.
Imprimir
COMENTARIOS