×
JC Mena Suárez
JC Mena Suárez
ver +

" Comentar Imprimir
07 Septiembre 2017 04:00:00
Estrés y ausentismo
Uno de los principales problemas que tienen las empresas y los negocios es que los trabajadores faltan por problemas de salud derivados del estrés, y cómo no van a tenerlo si diariamente enfrentan dificultades de tránsito para llegar a sus centros laborales, actividades repetitivas que los desmotivan y la tensión normal de quienes tienen que cumplir con metas específicas en determinados plazos.

Tanta presión daña a las personas, principalmente en el estómago: comienzan con una diarrea, luego con gastritis, colitis, luego una duodenitis y finalmente una úlcera. Esto es cada vez más frecuente y por eso los trabajadores comienzan a faltar cada vez más.

Cuando no se cuenta con todo el personal en los negocios o empresas, vienen las complicaciones. Por lo general se está preparado para cuando faltan uno o dos, los demás pueden salir a cubrir lo que hacen esas personas, pero cuando faltan más se interrumpe de plano la línea de producción y el servicio o los productos no ofrecen los resultados debidos, lo que puede derivar en la pérdida de clientes.

El estrés laboral es sólo uno de los problemas: el tráfico, las deudas, las colegiaturas, entre otros factores, hacen que el trabajador llegue con una cantidad tremenda de problemas a casa y ante la incomprensión de su pareja vienen peleas que pueden acabar con el matrimonio y todo eso hace que no trabajen bien o que incluso falten o abandonen de plano el trabajo para buscar algo mejor.

Las fábricas exigen demasiado, quieren perfección y están bien al buscar que todo se haga bien, pero con los sueldos tan bajos y las jornadas tan largas, difícilmente un trabajador se motiva a hacer bien las cosas; las tareas repetitivas y tediosas hacen que no se esmere y crece la merma debido a los errores humanos.

En algunos lugares se preocupan por la estabilidad emocional del trabajador y los mismos jefes buscan la manera de apoyarlo para que salga de sus problemas y así dé el cien por ciento en su labor, pero son los menos, la realidad que vive la mayoría es que no se preocupan por cómo se siente o por sus problemas.

¿Cuánto pierden las empresas? Cuando tienen una alta rotación, tienen que volver a pagar capacitación, equipo de trabajo, finiquitos y tiempo perdido en lo que se consiguió al reemplazo y este tomó el ritmo de trabajo… Cuando faltan los trabajadores, las pérdidas por parar la línea de producción son inmensas.

Hay algunos trabajadores que son muy valiosos y tienen toda la atención de los jefes, tal es el caso de aquellos que conocen el funcionamiento de una máquina muy especializada y que solamente ellos saben cómo operarla, nadie puede cubrirlos y lo que más les interesa a los jefes es que no falten, por eso, si se enferman, les dan la mejor atención y les ayudan a resolver sus problemas… una falta costaría mucho más.

¿Qué hacer ante el problema del estrés? La mayor parte de la fuerza laboral de este país lo sufre y el de-sempeño baja, aumenta el ausentismo e incluso las renuncias. ¿Alguien tiene la solución?
Imprimir
COMENTARIOS



top-add