×
Carlos Moreira
Carlos Moreira
ver +

" Comentar Imprimir
21 Noviembre 2015 05:05:38
Evaluación del Desempeño Docente
A lo largo de varios fines de semana se estará desarrollando en todo el país la evaluación de aproximadamente 150 mil docentes mexicanos. Dentro de 3 meses le tocará a otro número similar de educadores.

Es la evaluación que busca dar elementos para determinar, entre otros aspectos, la permanencia de los compañeros y que se complementa con el expediente de evidencias de enseñanza y la planeación didáctica argumentada.

Pues bien, a decir de varios maestros que presentaron el examen hace 7 días, hay una serie de aspectos que deberían de revisarse y corregirse.

De entrada, hay la crítica por lo extenso del instrumento. Los docentes deben estar cerca de 10 horas en la presentación de la prueba. En ese sentido, hay quien comentaba que debería de hacerse en varias sesiones, en varios sábados, y para ello habría que fragmentar el citado examen.

Luego, el contenido del instrumento que se aplica a los profesores de primaria contiene muchos reactivos relacionados con la educación especial. Y se dice que el contenido no está del todo relacionado con la guía que se les hizo llegar.

El internet muy lento. Desesperante. En algunas sedes, de varias entidades de la República Mexicana, por este motivo se optó por reprogramar el proceso de evaluación

Coincido con mi amigo Carlos Rodríguez cuando me señala que el examen se aplica en día inhábil y se ocupa toda la jornada; asimismo, en algunos casos los docentes deben trasladarse varias horas para llegar al lugar donde deben presentar la evaluación. Ello implica perder un día de descanso y costos que se cubren a medias (pues se ponen autobuses en algunos casos, como por ejemplo viajar de Acuña a Piedras Negras o de la Región Carbonífera a Monclova). Al respecto, creo que se debería de cubrir con el pago de un concepto por traslado, además de horas extra (o bien hacer la prueba entre lunes y viernes).

Lo que sigue es importante. Es trascendental. Es la razón de ser de la reforma educativa. De ello ha estado hablando el SNTE en los últimos meses, espero se le haya escuchado; espero se le escuche el día de mañana. La Evaluación del Desempeño Docente no tiene sentido, ninguna evaluación lo tiene, si no va acompañada de medidas que reflejen la toma de decisiones producto del análisis de los resultados.

Es decir, lo acordado, lo prometido, implica recursos para estimular a los docentes que logren buenos resultados. Ello será no solo un acto de justicia y de congruencia, sino el aliciente para que el resto de los educadores busque mejorar su preparación y desempeño profesional.

También se precisan amplios recursos para el desarrollo de los diversos cursos y las tutorías que atiendan puntualmente las debilidades manifestadas en los exámenes por los educadores mexicanos. Es un tema que precisa del cuidado y el compromiso de todos los actores educativos, especialmente de las autoridades oficiales.

Lo más sencillo es poner un examen, aún con todo lo complejo que ha resultado el cuidado del mismo.

Lo importante es mejorar el sistema educativo como producto de una correcta interpretación de los resultados.

Los defensores de la reforma se quedarán sin argumentos si no se observa en los hechos el compromiso por transformar el sistema educativo con un correcto modelo de actualización y si además no se cumplen con los otros temas de la agenda educativa: mejora en la infraestructura, mayor conectividad, ampliación del horario en miles de escuelas, personal suficiente.

Los maestros están yendo a presentar sus evaluaciones. Los maestros como siempre están cumpliendo.

Ahora les toca a las autoridades cumplir lo que según la propia ley les corresponde realizar.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @cmoreira38_5
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2