×
Lulú De Koster.
Lulú De Koster.
ver +
Es periodista, egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAdeC (1995). Ha sido Premio Estatal de Periodismo, colaboradora en redacciones de periódicos locales, editorialista, productora y conductora en medios de comunicación electrónicos. Actualmente es integrante del Consejo de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción (Coahuila) y los comentarios aquí vertidos son a nombre de la autora.

" Comentar Imprimir
18 Abril 2018 04:00:00
Evasión al fisco y #PanamaPapers
Cuando cubre el gasto de la consulta del médico particular, ¿le acepta tarjeta de débito o crédito? Si su respuesta es no, considere que su doctor podría estar incurriendo en omisión de pago de impuestos al Servicio de Administración Tributaria, el SAT.

Uno de los principales controles de la Secretaría de Hacienda y que incluso puede retribuir en un mayor porcentaje de devoluciones a quienes declaran impuestos anuales es el pago de servicios profesionales a través de transferencias electrónicas.

Es común que algunos médicos, principalmente dentistas, sicólogos, cardiólogos o nutriólogos, realicen operaciones sin emitir facturas a sus clientes, o para cubrir el requisito entregan comprobantes, pero a nombre del colega con el que comparten consultorio, precisamente para evadir al fisco.

Datos del SAT advierten que aproximadamente 290 mil médicos o profesionistas del área de la salud están dados de alta ante el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), pero solamente la mitad cumple con la declaración anual que exigen las autoridades hacendarias y que para este segmento, por cierto, el plazo vence el último día de este mes.

Pese al desarrollo de esquemas como la generación del Certificado Fiscal Digital por Internet o la factura electrónica 3.3 que facilita al Servicio de Administración Tributaria para la detección de actividades ilícitas en tiempo real, la percepción es que no se actúa con la eficacia que quisieran los que cumplen con el pago de gravamen, contra empresas, negocios, comercios o brokers, que son los grandes evasores de impuestos en este país.

Los especialistas advierten que cualquier persona que utilice una cuenta bancaria, ya sea para el manejo de sus ahorros, un esquema de crédito o por medio de su nómina, será parte del sistema de fiscalización de Hacienda y por lo tanto, sometido a mecanismos de control por parte del SAT en este 2018.

Aunque ahora pretendan imponer rigor en el SAT, siempre quedará la duda de la razón por la cual no se concluyen acciones enérgicas en medio de escándalos como el #PanamaPapers, que involucró a exfuncionarios municipales y empresarios locales que invertían –para no pagar impuestos en México– en países llamados paraísos fiscales.

La prevención, la sanción y detección de actos de corrupción tiene plena relación con la actuación de la Secretaría de Hacienda y los bancos en el país, que al momento detectan operaciones millonarias que pueden o no estar vinculadas con lavado de dinero, hechos ilegales o evasión al fisco. Pero tal parece que esa información solamente se utiliza con fines políticos, comerciales o quizá para impulsar escándalos mediáticos en México.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2