×
Francisco Liñán D.
Francisco Liñán D.
ver +
Periodista. Editor en Jefe de Periódico Zócalo Piedras Negras. Dudas y Comentarios a [email protected]

" Comentar Imprimir
01 Marzo 2014 05:00:44
Exámenes de admisión y las universidades “patito”
Cada semestre y en algunas ocasiones cada año se aplican en las universidades públicas exámenes de admisión, incluso en algunas escuelas primarias y secundarias también para “seleccionar” a los mejores estudiantes a aceptar en sus distintas carreras o en los niveles de educación media…

Las autoridades educativas diseñaron ese tipo de mecanismos como una forma de filtrar a los estudiantes y utilizar de la forma más “eficiente” el recurso que se destina para su operación en cuanto a impartir educación superior, como una forma de promover una distribución de la riqueza más equitativa…

El problema ha sido que malas escuelas con deficiencias en la base de sus estudiantes y maestros generan desde el nivel primaria estudiantes mal preparados, por lo que al llegar a nivel medio y superior, decenas de miles de jóvenes se quedan con la intención de ingresar a una carrera universitaria, pero no lo hacen porque sus promedios no les alcanzaron…

Éste es un sistema injusto, mal diseñado, de un costo social altísimo porque genera que esas decenas de miles de jóvenes o se integran a la fuerza laboral con salarios bajos, o se convierten en “ninis” o en mano de obra para la delincuencia organizada…

El caso a cuestionar es por qué las universidades, o los sistemas educativos públicos, aplican esos exámenes de admisión si los mexicanos en edad productiva, es decir quienes pagamos impuestos, no “seleccionamos” a los mejores administradores públicos o los mejores funcionarios ni pasan ningún examen de admisión para ser lo que son, pero a los hijos de todos nosotros como trabajadores sí les aplican un examen selectivo para escoger sólo a los “mejor preparados” para ingresar a la universidad…

Ese sistema lo considero una violación a un derecho fundamental como es la educación, pues en todo caso escuelas como la Universidad Autónoma de Nuevo León, la Universidad Autónoma de Coahuila o los sistemas tecnológicos federales debieran de aceptar a todos los que, como el sistema educativo se ha diseñado, hayan aprobado sus materias del nivel previo para ingresar al siguiente ya sea medio o superior…

En todo caso si el cupo de dicho plantel, universidad o escuela técnica es limitado, debería ser por sorteo a aquellos que hayan solicitado su ingreso en el plazo establecido quienes ingresen, las universidades no tienen por qué discriminar aplicando un examen de admisión para seleccionar sólo a lo mejorcito, como actualmente se hace…

Hay casos excepcionales, como los alumnos brillantes con promedios cercanos a la excelencia o con excelencia que por default deben ser aceptados, pero esos garbanzos de a libra tienen cabida en todas las escuelas con beca sean públicas o privadas…

El caso no ha quedado sólo ahí, sino que desde hace más de 25 años en que se diseñó este sistema de los exámenes de admisión, los hábiles entonces funcionarios públicos sobre todo de las áreas educativas gubernamentales y de las propios universidades, vieron una “oportunidad de mercado” y se lanzaron a crear decenas de escuelas técnicas y universidades, la mayoría de ellas “patito” en las que mal se preparan muchos de esos jóvenes rechazados de las escuelas y universidades de educación media y superior públicas, sobre todo aquellos que tienen el poder para pagar colegiaturas de nivel moderado…

Hoy esos funcionarios visionarios tienen sendos negocios en escuelas privadas de baja calidad, pero mucho alumnado, mucho del cual se les truncó el camino rumbo a la universidad pública porque fueron esos mismos funcionarios quienes inventaron los exámenes de admisión…

Los exámenes de admisión hoy deben ser considerados una violación a los derechos fundamentales de los jóvenes estudiantes, pues la autoridad universitaria no puede frenar su inscripción si el alumno ha cumplido con los requerimientos de aprobar el nivel previo, en todo caso debe participar en un sorteo por igual para todos los que aspiren a un pupitre en dichas escuelas públicas, esto de la misma forma en que todos pagamos impuestos y de esos impuestos se financia la operación de esas universidades y escuelas de educación media…

@frankzocalo
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2