×
Leopoldo Ramos
Leopoldo Ramos
ver +

" Comentar Imprimir
18 Septiembre 2016 04:08:49
Explotación de menores
“Nos vamos a asegurar de que no haya más menores de edad trabajando en campos agrícolas; de que no vuelva a ocurrir esto en Coahuila”, le dijo hace un año a quien esto escribe la secretaria de Trabajo en el estado, Norma González Córdova, luego del rescate de más de 60 niños y adolescentes de dos ranchos de la empresa Prokarne, en Ramos Arizpe, donde vivían en condiciones insalubres y hacinamiento, y realizaban jornadas de más de 10 horas realizando trabajo exclusivo de adultos.

No tuvo que pasar mucho tiempo para que las palabras de la funcionaria quedaran solamente en eso. Cuatro adolescentes escaparon de otro campo agrícola donde eran explotados. Como pudieron se trasladaron a Saltillo y tenían la intención de tomar un autobús que los llevara a su lugar de origen en Veracruz.

En el argot periodístico hay la máxima de que “reportero sin suerte no es reportero”, y de ello puede dar cuenta Rodrigo Flores, reportero de Zócalo Saltillo, a quien los menores lo abordaron en la calle para pedirle información de cómo llegar a la Central de Autobuses. Rodrigo los orientó, pero le llamó la atención la corta edad de ellos y que pretendían viajar solos a Veracruz. Lugo de un par de preguntas, los menores le relataron su odisea.

Se puso al tanto a las autoridades, pero la única que respondió de inmediato fue la Procuraduría de los Niños, Niñas y la Familia (Pronnif), cuya titular Yezka Garza Ramírez envió a policías especializados y agentes del Ministerio Público para garantizar la seguridad de los menores. A los pocos minutos los adolescentes quedaron bajo resguardo del DIF Coahuila.

Pero si en alguna dependencia pública se carece de tacto para abordar problemas que tienen que ver con personas, es decir, con lo más importante para cualquier autoridad, es en la Secretaría del Trabajo. La subsecretaria Tanya Castillón intentó hacerse cargo de la situación, pero sólo empeoró las cosas. En un intento por hacer quedar bien al Gobierno, aseguró que los menores escapan de campos agrícolas cuando quieren regresar a su lugar de origen, pues saben que las autoridades estatales los pondrán a resguardo y costearán su viaje de retorno.

Imagínese, decirle a un niño víctima de explotación laboral que escapó del centro de trabajo para que el Gobierno le diera un aventón a su pueblo. Y peor aún, hacerle el señalamiento en medio del trance por rendir su declaración a las autoridades y la incertidumbre de su paradero.

Está claro que a la vuelta de un año las autoridades laborales de Coahuila no sólo omiten protocolos de vigilancia para prevenir la explotación infantil en los centros de trabajo, ahora además las víctimas deben lidiar con los desplantes y ocurrencias de las funcionarias.

Letras sueltas...

La experiencia del Grupo Víctimas por sus Derechos en Acción (Grupo Vida) fue requerida en Ciudad Juárez, y el viernes, durante un recorrido en campo en el que participaron familiares de desaparecidos de Coahuila y Chihuahua se dio el hallazgo de restos humanos, al parecer en estado necesario para lograr la correspondiente identificación.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2