×
Algarabía
Algarabía
ver +

" Comentar Imprimir
21 Octubre 2012 04:00:29
Expresiones con palabras olvidadas (I)
Muchas expresiones que se usan desde hace tiempo, y que todos entendemos, incluyen una o más palabras cuyo significado hemos olvidado porque están ocultas en los arcanos de un lenguaje que, al usarse, va cambiando.

Un primer ejemplo lo tenemos en la expresión “estar del cocol”. Para los mexicanos, el nahuatlismo cocol —decocolli, ‘tamal de maíz y frijol amasado con miel’— es un rombo, o más específicamente un panecillo que tiene forma de rombo, cubierto de ajonjolí y con sabor a anís, pero además, el drae señala que la frase “irle a alguien del cocol” se trata de una expresión coloquial mexicana que significa “irle a alguien muy mal” y, por su parte, el “Diccionario de Mejicanismos de Santa María” registra la expresión “quedar del cocol” como un vulgarismo que significa “quedar mal o indecorosamente” en una actividad o empresa.

Otra frase que casi podría ser un refrán y que cada vez se usa menos es “decirlo de chía pero ser de horchata”, y significa “tú lo dirás de broma, pero es verdad”. La expresión hace alusión a las aguas frescas típicas mexicanas. La de chía —del náhuatl chia o chian— es un agua de limón con semillitas de chía —una planta parecida a la salvia— que remojadas en agua sueltan una especie de baba y son muy refrescantes. La de horchata —del latín hordeata ‘hecha de cebada’, quizá por conducto mozárabe—es de origen español, y generalmente se hace con granos de arroz machacados, exprimidos y mezclados con agua y azúcar. Una es más clara y menos consistente, la otra es más blanca y espesa —por ello la analogía.

Otra frase muy mexicana es “chupar faros”, que significa “morirse, perecer, petatearse”. Esta expresión alude a la marca de cigarros Faros, quizá porque son los cigarros tradicionalmente más económicos y, por lo tanto, está más cerca de morirse el que los fuma que el que fuma otra cosa. Viene de ahí también la frase “¡Ay, farito, ni que fueras luquistray!”, debido al contraste de los Faritos con los Lucky Strike, unos cigarrillos estadounidenses que, por ser importados y caros, eran símbolo de gente rica y pudiente.

No es raro que, antes de chupar faros, uno “comience a chochear”. Expresiones como “¡Ése ya está chocheando!” o “¡Ya empezó con sus chocheces!” utilizan derivaciones de chocho, voz onomatopéyica que alude a alguien que tiene debilitadas las facultades mentales por efecto de la edad, pero chochea también aquel que está tan enamorado o lelo que, de puro cariño, empieza a conducirse como el que chochea.

La expresión “en un santiamén” quiere decir “en un instante, en un dos por tres, súbitamente”, y viene de la costumbre de persignarse, rezar o bendecir pronunciando las palabras latinas Spiritus Sancti, amen —o sea, el final de: “En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, amén”, que generalmente se dice en vilo, rápido y, como dice mi amigo Eduardo, “como queriendo acabar ya”—.

(Continúa…)
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2