×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
05 Abril 2017 04:10:00
Expulsión a la vista
El dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, esperó a estar fuera de Coahuila para confirmar la intención de su partido de echar fuera al exgobernador y expresidente del Comité Ejecutivo Nacional, Humberto Moreira Valdés, pues le resulta inaceptable que busque ser diputado local con las siglas de otra organización política, en este caso el Partido Joven, que precisamente desde su creación está al servicio de “El Profe”.

Ochoa estuvo el lunes en Saltillo. Llegó temprano, pues acompañó a Miguel Riquelme en un encuentro con militantes en Ramos Arizpe; luego estuvo en una comida que se ofreció en casa de Jorge Alanís Canales y se fue tarde de Coahuila, pues también tuvo asiento de primera fila en el evento donde el abanderado a la Gubernatura presentó su oferta de trabajo para los siguientes seis años. Sin embargo, el anuncio sobre el futuro de Humberto como militante lo hizo hasta este martes en la Ciudad de México. Quién sabe, a lo mejor creyó que si lo hacía por estas tierras sería víctima de reclamos.

OPERACIÓN SILENCIO

Luego del anuncio de Enrique Ochoa sobre la expulsión de Humberto Moreira como militante del Revolucionario Institucional, por haber aceptado ser candidato del Partido Joven, en el PRI Coahuila adoptaron la postura de silencio, que se ha convertido en sello característico durante la dirigencia de la diputada Verónica Martínez García. Nadie en el tricolor quiso abordar el tema, como si fuera tabú, y tampoco reaccionó el exdirigente nacional.

‘AGANDALLAR’ LAS PLURIS

Ese parece ser el propósito de los dirigentes de partidos políticos que se autorregistraron en los primeros lugares de la lista de preferencias para la asignación de diputados plurinominales, pero ahora falta esperar dos cosas: que obtengan suficientes votos para conservar el registro, y más aún, que les alcance para aspirar a una de las nueve posiciones por repartir.

Prácticamente todos los partidos reservaron el primero de la lista para sus dirigentes, o bien para militantes “distinguidos” que ya ocuparon otros cargos, pero donde de plano se nota la desesperación es en el Partido del Trabajo, pues su dirigente estatal Virgilio Maltos Long aparece en la posición inicial, y en el eventual caso de que a su partido le corresponda proponer a una mujer, anotó también a su esposa, Nora Leticia Ramírez Robles.

EL SEGUNDO INTENTO

Los dirigentes de los partidos estatales De la Revolución Coahuilense y Campesino Popular, respectivamente, de Abundio Ramírez Vázquez y José Luis López Cepeda, van en su segundo intento por llegar al Congreso del Estado por la vía de representación proporcional. Hace tres años se quedaron en el camino, pues el ahora desaparecido Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Coahuila (IECC) primero les asignó una pluri y después se las quitó, pues el organismo que presidía el notario público Leopoldo Lara Escalante se equivocó al repartir las posiciones disponibles.

López y Ramírez, cuyos partidos nacen como satélites del PRI, van por la revancha, pero hay quienes apuestan a que de nuevo van a quedar en la raya e incluso hasta perderán el registro, pues como no hay trasvase de votos, ahora se las deben arreglar por su cuenta.

SÍ LAS PUEDE

El tema de los relojes caros sigue vigente en las campañas electorales, y este martes, el candidato a gobernador por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Armando Guadiana Tijerina, aseguró que como su adversario del PRI, Miguel Riquelme, también gusta de comprar y utilizar accesorios –y una que otra prenda; sombreros, por ejemplo– de marcas exclusivas para adinerados, con la diferencia de que él sí los puede presumir con libertad, sin el riesgo de ser balconeado, pues su actividad empresarial y las respectivas utilidades se lo permiten.

El abanderado de Morena aprovechó para señalar que si gana la contienda del 4 de junio, no todo será revisar las cuentas de los gobiernos anteriores; también se moverá en terrenos que domina, como la promoción industrial y la generación de empleos.

INE, AUSENTE

Las campañas electorales están en marcha y donde no se ve mucho trabajo es en el Instituto Nacional Electoral de Juan Alvaro Martínez Lozano, pues ni consejeros ni vocales han logrado por lo menos establecer vínculos reales de trabajo, colaboración y comunicación con el Instituto Electoral de Coahuila.

Este último organismo, a cargo de Gabriela de León Farías, se las debe arreglar por su cuenta hasta para resolver temas de la agenda electoral que le corresponden a la Junta Local del INE. Habrá quienes digan que la mejor ayuda para el IEC es que el INE no le estorbe, pero dentro del proceso eleccionario hay cuestiones que necesariamente deben atender Juan Álvaro y compañía, y al parecer no tienen interés de sacar la chamba. Eso sí, nos dicen, el vocal ejecutivo salió bueno para ordenar, y no precisamente de buena manera.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add