×
Rafael Loret de Mola
Rafael Loret de Mola
ver +
Rafael Loret de Mola Vadillo (Tampico, Tamaulipas; 25 de octubre de 1952). Periodista y escritor mexicano, conocido por ser uno de los más serios críticos del sistema político mexicano. Sus libros, muchos de los cuales han sido best-sellers, contienen información confidencial sobre numerosos actores políticos de México. Jamás ha sido desmentido públicamente.

" Comentar Imprimir
13 Marzo 2018 04:00:00
Fantasma electoral
¡Qué tiempo este! La célebre “intercampaña”, cúspide de la imaginación del Rey Lorenzo Córdova Vianello y de sus “caballeros” de la mesa redonda –hay damas también-, nos ha mostrado la realidad de un proceso profundamente contaminado siguiendo las instrucciones de los operadores de Los Pinos, mientras la ciudadanía es sacudida por los sismos de la incongruencia, la perversidad y la inocuidad. Claro, los millones vuelan pero no así los votos:

--Me pueden decir que Andrés es el anticristo –me comentó un lector-, pero yo votaré por él.

--Mientras más ataquen a Anaya –replicó otro-, más me convenzo de que es la mejor opción.

--Entre este revuelo –agregó uno más-, Meade representa el equilibrio contra las locuras de sus adversarios.

En resumen, pase lo que pase, dígase lo que se diga, debates más o menos, la elección, en apariencia, ya está resuelta en quienes han decidido votar. Sólo hay un “pero”: recientemente realicé un ejercicio entre lectores, seguidores y todo aquel que quisiera participar –incluso quienes solo caen en vulgaridades escudándose en su mediocridad profunda-, y se asomaron al mismo, esto es observaron el sondeo, 130 mil personas aproximadamente y solo se pronunciaron cuatro mil 357.

Entre quienes no dudaron en expresar su signo, el 96 por ciento se inclinó por Andrés y los demás jalaron a uno que otro aspirante con preferencia por los independientes. Sorprende la tendencia salvo si se analiza un hecho incontrovertible: casi 125 mil personas optaron por el silencio y solo dejaron la huella de su lectura lo que reduce considerablemente el interés de la ciudadanía y se eleva la posibilidad de una abstención masiva que rebase, en sí, a cualquiera de los postulantes, lejanos a una mayoría absoluta legitimadora.

En este punto, claro, se basan los manipuladores profesionales quienes realizan “encuestas” al gusto de quien las paga, sin el menor respeto por la sociedad y menos por el proceso comicial; desorientan, para mal, tratando de inhibir a los presuntos votantes o, peor aún, inducirlos para andar hacia el abismo.

Este es el juego de la absurda “intercampaña”

La Anécdota
Muchos me preguntan sobre la militancia del general Lázaro Cárdenas del Río quien desapareció al viejo Partido Nacional Revolucionario y fundó, de inmediato y con signos presidencialistas, al Partido de la Revolución Mexicana.

Pues bien, se sabe, que el general Manuel Ávila Camacho, su sucesor, hizo lo propio con el PRM y dio a luz al PRI y, como una consideración extrema, ordenó que se enviara la credencial de afiliación número uno a Cárdenas. Este la recibió, la miró por sendas caras y la devolvió:

--En democracia -dicen que dijo-, la militancia es como la propia conciencia.

Nunca fue, estrictamente, priista; menos que Meade, naturalmente.


E-Mail: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5 6