×
Teresa Guajardo Berlanga
Teresa Guajardo Berlanga
ver +

" Comentar Imprimir
20 Junio 2018 04:00:00
Fiebre mundialista
Épico el resultado de nuestra Selección de futbol de hace tres días. Tras el debut soñado en la Copa del Mundo, fue un día lleno de gloria para el aficionado mexicano, y es que sin duda alguna nuestros representantes en la justa mundialista sacaron el corazón y vencieron al actual campeón y firme candidato a ganar nuevamente la Copa.

Con gol del “Chucky” Lozano vencimos a la Selección alemana, regresando aquella confianza de toda la afición mexicana, y es que días antes de que empezara el Mundial, algunos aficionados mexicanos, injustamente, creían poco en su Selección. Lo anterior con el juego que proyectaba nuestro equipo en la pretemporada no generaba ningún tipo de ánimo e intensidad, toda vez que las alineaciones que había presentado Osorio, el director técnico de nuestra Selección, eran sumamente alternativas, es decir, no contábamos con una alineación titular o un juego propio. A lo que ahora válidamente hay quien dice que no quiso mostrar las cartas para dar este tipo de sorpresas.

Sin embargo, tras 4 años de intensa espera, llegó el tan anhelado evento de Rusia 2018, en donde, según la embajadora mexicana en aquel país, se estiman más de 25 mil visitas de nuestros hermanos compatriotas, de acuerdo con cifras de la compra de los boletos para presenciar los partidos. Lo anterior no es de dudarse puesto que, por lo que se ha visto, la afición mexicana ha hecho revuelo en redes sociales y es que si bien lo deportivo apenas comienza, la presencia y el ambiente de nuestras costumbres en territorio extranjero han sido sobresalientes. Sin duda, alguna alegría y fiesta.

Pero más que hablar de ambiente y resultado, que ya todos sabemos y que nos llena de orgullo y pone la piel de gallina, emocionante fue ver por las calles de nuestra ciudades a todos con la playera verde bien puesta, y es que retomamos un tema muy importante que pasa en la actualidad y se llama “la credibilidad”. Sabemos que somos buenos y en ocasiones no lo reconocemos; sabemos que se trabaja muy bien en pro de mejorar y no lo queremos aceptar, y es que es razonable cuando solo vemos lo que afecta al día, y no analizamos el camino construido por andar. Los resultados de nuestra selección sin contar la trágica experiencia en Copa América contra nuestros hermanos chilenos, siempre fue un resultado estable, es decir, a la medida de nuestros contrincantes sin importar que tan potencia o débil fueren. Lo anterior sirvió para detonar el crecimiento deportivo para futuras competiciones internacionales.

Si bien habrá mucha discrepancia con el actual técnico de la Selección, tenemos que reconocer que nuestro equipo está a la medida de cualquier contrincante, y es que el actual dirigente, a diferencia de otros, trabajó arduamente en la mentalidad de nuestros jugadores que hoy por hoy no se achican ante cualquier selección. Sabemos que si algo nos define como mexicanos, es el corazón. A pesar de ser un resultado, que algunos analíticos y periodistas deportivos pudieran cuestionar nuestras expectativas de llegar lo más lejos posible, siempre debemos soñar en grande; imaginémonos cosas fregonas, apoyemos hoy más que nunca como lo hemos hecho cada 4 años. Elijamos siempre los colores verde, blanco y rojo que definen a nuestra nación.
Imprimir
COMENTARIOS



1 2 3 4 5 6 7 8