×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
08 Noviembre 2016 03:00:00
Fin de campaña
La contienda electoral en Estados Unidos llega al final en un torbellino de actividad. Los dos principales candidatos, Hillary Clinton y Donald Trump, han llevado a cabo múltiples presentaciones de campaña en estos últimos días. La idea es convencer a los indecisos en el último momento. Hoy, día de las elecciones, seguirán en campaña y pedirán el voto de los ciudadanos. En México estas presentaciones están prohibidas.

Este domingo se dio a conocer una nueva encuesta de opinión. Es la de NBC y el Wall Street Journal que coloca a Hillary en primer lugar nacional con 44% de las preferencias contra 40% De Trump. En los dos últimos días de la campaña, de hecho, se multiplican los sondeos electorales. En México estas encuestas inmediatamente antes de la votación están prohibidas.

Para ayer en la noche Hillary tenía programado un cierre de campaña en Filadelfia, en Pennsylvania, uno de los estados clave para el resultado final, con la presencia de los roqueros Bruce Springsteen y Jon Bon Jovi, de su esposo Bill Clinton y del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y su esposa Michelle. En México, la presencia de un presidente en el cierre de campaña de un candidato está prohibida.

Hoy veremos esfuerzos de los dos partidos estadunidenses por sacar el voto y llevar a los electores a las casillas. En México lo llamamos “acarreo” y está prohibido.

Los dos candidatos principales protagonizaron debates televisados con altísimos niveles de público. Los dos candidatos menores, Gary Johnson del Partido Libertario y Jill Stein del Partido Verde, no fueron invitados. En México esta exclusión habría sido ilegal.

La contienda en Estados Unidos ha sido larga. Las campañas llevan cuando menos dos años. En México una campaña tan prolongada está prohibida, aun cuando los aspirantes las hacen por debajo del agua.

La mayor erogación de los candidatos en Estados Unidos es la compra de tiempos y espacios en medios de comunicación. Hasta el 19 de octubre Hillary había usado 237.4 millones de dólares en anuncios, 53.3% de sus egresos totales; Trump había gastado 68 millones de dólares, 27.4% (Bloomberg). Trump no gasta tanto en medios porque por su personalidad genera una mayor cobertura. En México están prohibidas las compras de tiempos de medios y el Gobierno ha confiscado tiempos de radio y televisión para el uso de partidos y candidatos. Por otra parte, las autoridades electorales mexicanas “exhibirán” a los medios por no dar una cobertura equitativa a los cuatro candidatos.

En Estados Unidos se emitirán hoy la mayor parte de los votos, pero de manera adelantada ya se han depositado 40 millones de sufragios. Usualmente en los Estados Unidos se conoce el resultado la noche misma de la elección y el candidato perdedor reconoce su derrota. En México lo común es que se pelee el resultado por semanas o meses y que el perdedor nunca reconozca la derrota. Pero hoy la Unión Americana puede volverse un poco más como México. Trump ha dicho que se prepara un gran fraude en su contra y que sólo reconocerá el resultado si gana. Casi parece mexicano.

Apostadores

Clinton está adelante en encuestas nacionales por muy ligero margen, pero los apostadores le dan 70% o más de posibilidades de triunfo, esto por el sistema de voto estado por estado.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add